Equipos y Liderazgo

Para reproducirse, un grupo de conexión necesita suficientes personas. Pero no hay un “número mágico”. Hay varios factores que determinan cuando un grupo es lo suficientemente grande como para abrir un grupo nuevo.

Ir a las preguntas

El objetivo de cada grupo de conexión es reproducirse. Si un grupo es saludable, se puede lanzar con éxito un grupo nuevo. Sin embargo, se necesita una cierta masa crítica para iniciar otro grupo. No hay un número fijo que dictará si un grupo es suficientemente grande como para extenderse. En su lugar, considerara una serie de factores que afectarán cuando un grupo tiene la fuerza numérica para poner en marcha un grupo nuevo.

Un enfoque hacia fuera

Si las personas en el grupo están enfocadas hacia fuera y en invitar, necesitará menos personas para iniciar un grupo nuevo. Las personas con esta actitud tienen la visión y energía para tener éxito. Harán las cosas correctas, incluso si son pocos.

[Relacionado: Creando un grupo de  conexión enfocado hacia fuera]

[Relacionado: Entrena a tu grupo a que sea invitacional]

Trabajen en equipo

Todo debe hacerse en equipo en un grupo de conexión. Para iniciar un grupo nuevo, tienes que tener suficiente gente para tener dos posibles equipos, que podrían ser de 3-4 personas o más en cada uno. Técnicamente un grupo de seis personas podría dividirse en dos grupos si todos eran parte del equipo, y todos están comprometidos a invitar a otros.

[Relacionado: Compartiendo el ministerio en un grupo de conexión]

El liderazgo es clave

Más importante que el número de asistentes es el número de líderes capacitados. Un grupo muy grande no estará listo para reproducirse hasta que haya suficiente líderes capacitados y adecuados para liderar el grupo viejo y el nuevo.

[Relacionado: Cómo identificar a futuros líderes]

[Relacionado: Cómo desarrollar líderes para grupos de conexión nuevos]

No sólo se trata de números, pero de madurez

Un grupo de más de 12 personas será frustrante para la mayoría de los participantes. Los miembros del grupo no serán capaces de conocer a todos muy bien ni podrá participar mucho. La ubicación física puede sentirse demasiada llena de gente o ruidosa. La gente tiende a irse cuando un grupo pasa de los diez. Más meros números no es la cuestión principal. Un grupo tiene una gran oportunidad de reproducirse con éxito cuando sus miembros están creciendo en madurez. En otras palabras, cuando los miembros del grupo comienzan a ayudar a otros a buscar de Dios, el grupo está cada vez más dispuesto a multiplicarse.

[Relacionado: Yendo círculo completo como grupo]

No esperes

La mejor estrategia es la de allanar el camino para reproducir el grupo mucho antes de que sea necesario. No esperes a actuar hasta que el grupo se vuelva incómoda o la gente comienza a salirse. Conforme el líder delega el ministerio y se prepara para liderar a otros, el grupo estará listo para reproducirse mucho antes de que la cantidad de asistentes lo obligen a hacerlo.

[Relacionado: Preparando al grupo para reproducirse]

Un grupo que está siendo invitacional, haciendo discípulos, y levantantando líderes llegará a ser saludable y vivo. No es de extrañar que también será el grupo que estará listo para reproducirse.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Cuáles son algunos de los pros y los contras de que un grupo se engrandezca?
  4. ¿Cuándo es un grupo demasiado pequeño para abrir otro?
  5. ¿Por qué el tamaño en sí no es una medida suficiente de la disposición para que un grupo se reproduzca?
  6. ¿Por qué crees que los grupos esperan demasiado tiempo para empezar a prepararse para reproducirse?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS