Equipos y Liderazgo

Los futuros líderes de grupos de conexión necesitan ser desarrollados. Esto implica compartir el ministerio con ellos para darles la oportunidad de crecer.

Ir a las preguntas

Es raro que un grupo de conexión inicie con un equipo completo de co-líderes. Las personas que compartirán el liderazgo contigo deben estar desarrollados. Esto implica compartir el ministerio con ellos para darles la oportunidad de crecer. Por lo general es más fácil hacer algo nosotros mismos en lugar de entrenar y confiar en alguien más para hacerlo. Cada líder tiene que resistir la tentación de hacerlo todo. ¡Pueda que soltar el ministerio a los demás sea problemático! Requiere preparación y seguimiento. A veces tenemos que corregir los errores de la gente. ¡Pero con el tiempo el resultado vale la pena!

Prepara de una manera nueva

Desarrollar a los demás requiere que nos prepararemos de una manera diferente. Tienes que pensar no sólo en lo que harás y dirás, pero en lo que le pedirás a los demás que hagan y digan. Por ejemplo, tú no piensas en lo aperitivos que hay que traer. Piensan en quién traerá los aperitivos. La preparación del líder no trata tanto de la planificación de una reunión o una lección, sino en involucrar a las personas. Constantemente debes estar pensando acerca de tu grupo en términos de cómo alguien puede hacer lo que harías tú normalmente.

Haz asignaciones

Trata de no hacer algo tú solo. Mientras te preparas, hazlo con tu equipo. Trata de delegar todo lo que haces. Las personas están en diferentes capacidades así que algunos pueden ayudar con los aperitivos. Otros pueden ser los anfitriones. Algunos pueden tener el tiempo de oración. Otros pueden llevar parte de la discusión. Deja que otros sean los anfitriones. Tomen turnos con este tipo de funciones básicas. Usa la agenda de reuniones de equipo para hablar en equipo de las responsabilidades de delegar y a quién.

Un poco a la vez

Delega el ministerio incrementalmente, un poquito a la vez. Da tareas mínimas o asignaciones de solo una vez para saber quién podría tener el potencial para una mayor responsabilidad. Algunas personas demostrarán más dones. A medida que lo hacen, reorienta sus asignaciones para reflejar sus dones. Algunas personas demostraran mayor fidelidad. Mientras lo hacen, dales más responsabilidad. Todos pueden servir en el grupo de alguna manera, pero solo unos pocos se convertirán en potenciales co-líderes. Además de identificar a estas personas, aumenta gradualmente sus responsabilidades hasta que estés listo para incluirlos como parte de tu equipo. Asegúrate de que han tomado Fundamentos. Dales la serie de Entrenamiento para el mentor. Pero no sabrás quiénes son a menos que les des la oportunidad de compartir el ministerio.

Incluye a los demás

Co-liderar no significa que tus co-líderes tienen la misma autoridad o responsabilidad que tú – al menos, no al principio. Tú lideras todavía. Pero, al estar a tu lado, ellos experimentan todo lo que significa liderar. Oren y envisionen juntos. Prepara con ellos. Deja que dirijan conversaciones, empezando por una parte a la vez. Dales seguimiento y responsabilidades de mentoría con los miembros del grupo – ya que estén listos. Hablen de cada asignación después. Asegúrate de darles la serie Entrenamiento para grupos de conexión para que puedan entender todo lo que haces para dirigir tu grupo. Eventualmente podrán hacerlo porque han hecho cada aspecto de este trabajo con éxito más de una vez.

Ser intencional

Este proceso de desarrollar líderes no sucederá a menos que decidas hacerlo una prioridad. Es fácil simplemente hacer lo mínimo para liderar a tu grupo semana tras semana. Los líderes que desarrollan otros líderes tienen que planificar para que suceda. No sucederá por accidente.

El objetivo es reproducirse

Como líder, necesitas aprender a liderar de una manera sea reproducible. El objetivo final es hacer discípulos que hagan discípulos. Eres exitoso como líder cuando has entrenado a otros a hacer lo que tú sabes hacer. Eventualmente enseñaran a otros a hacer lo que les has enseñado. Continúa añadiendo personas a tu equipo conforme identifiques y desarrolles co-líderes potenciales con el tiempo. Lo ideal sería que, cuando reproduzcas a tu grupo, puedas enviar no sólo un líder entrenado, pero todo un equipo de liderazgo.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Qué encuentras más difícil de delegar responsabilidades a los demás?
  4. ¿Cómo será diferente prepararte para tu grupo si estás planeando desarrollar nuevos líderes? ¿Cómo te sientes al respecto?
  5. ¿Qué pasa si se le das demasiada responsabilidad a alguien demasiado rápido? ¿Cómo podría esto afectar a un grupo de conexión?
  6. ¿Cuándo deberías invitar a alguien a convertirse parte del equipo de liderazgo de tu grupo? ¿Cuándo debes llamarlos “co-líder”?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS