Vida y Relaciones

Una fe individual viva y una conexión fuerte con una iglesia local son importantes para experimentar lo mejor de Dios para tu vida.

Ir a las preguntas

Esta es la lección 3 de 4 en la serie Versus. Ver también la Edición Infantil de esta lección.


¿Es la fe cristiana esencialmente una relación personal con Jesús, o necesitan los cristianos estar conectados a un cuerpo formal como una iglesia? Considera los dos lados de esta pregunta.

Una relación privada con Dios es importante, pero no es suficiente

Muchas personas han sido lastimadas por la iglesia y disfrutan de una relación puramente individual con Jesús. Nuestra cultura enfatiza el individualismo. Así que la gente a menudo se acerca a la fe como “sólo yo y Jesús” sin sentir la necesidad de cualquier conexión a una comunidad de fe.

La Biblia enseña que Jesús quiere tener una relación personal con cada uno de nosotros.

Juan 15:4-5 Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Pues una rama no puede producir fruto si la cortan de la vid, y ustedes tampoco pueden ser fructíferos a menos que permanezcan en mí. “Ciertamente, yo soy la vid; ustedes son las ramas. Los que permanecen en mí y yo en ellos producirán mucho fruto porque, separados de mí, no pueden hacer nada.”

Jesús en visionó una conexión estrecha e íntima con su pueblo, al igual que las ramas crecen y reciben vida de una vid. De hecho, Jesús murió en la cruz para quitar la barrera de nuestro pecado que se interpuso entre nosotros y él. Pero cuando nos centramos en una relación personal por nuestra cuenta, la fe puede llegar a centrarse en uno mismo. Es fácil de hacer del cristianismo todo sobre mí o para convertirlo en lo que yo quiero que sea.

[Relacionado: 5 Prácticas básicas para  la vida cristiana]

Una conexión a una iglesia es importante, pero no e suficiente

Para otros, la fe es sobre todo acerca de la experiencia de la iglesia. Ir a la iglesia transmite una imagen positiva de nosotros mismos y otros. La iglesia tiene buenas actividades para la familia. Es un buen lugar para hacer amigos.

La Biblia hace hincapié en la prioridad de estar conectado a una iglesia local.

Hebreos 10:24-25 Pensemos en maneras de motivarnos unos a otros a realizar actos de amor y buenas acciones. Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca.

Cuando estableces una relación y te reúnes regularmente con otros cristianos, pasan algunas cosas buenas. Pero a veces la gente piensa que ir a la iglesia los hace automáticamente cristianos. Es fácil involucrarse en la asistencia y actividad de la iglesia, sin realmente ser salvo. Muchos sólo hacen lo que hacen los demás sin cultivar su propia relación para que crezca continuamente con Dios.

[Relacionado: Soy cristiano … Pero ¿necesito la iglesia]

La iglesia local es esencial para tu relación con Dios

En realidad, una relación con Dios incluye la iglesia. Jesús murió para reconciliarnos, no sólo a Dios individualmente, pero juntos (Efesios 2:14-18). La iglesia es la familia de Dios (Efesios 2:19). Para los que están en Cristo, la iglesia es parte de nuestra identidad central – no sólo algo que hacemos. Así que cada cristiano es parte de la iglesia, si participa o no. Sin embargo, hay razones importantes para participar.

En primer lugar, la iglesia es el medio de Dios para ayudarnos a conectarnos con el profundamente. Dios nos dio a su iglesia para nuestro cuidado y crianza espiritual. Para crecer de verdad, todos necesitamos la auto-conciencia, el desafío, y el estímulo que las relaciones ofrecen.

En segundo lugar, la iglesia es también el medio de Dios para ayudarnos a seguirlo plenamente. La familia de Dios es un laboratorio en el que podemos encontrar y desarrollar nuestros dones y fortalezas, porque siempre hay alguien que necesita lo que tenemos que ofrecer. La iglesia es también una comunidad con un propósito mayor y noble. Al trabajar juntos, sin duda podemos hacer más para marcar una diferencia duradera en el mundo de lo que podemos solos.

Es posible tener una relación personal con Dios sin nunca conectarse a la iglesia, al igual que es posible participar en la iglesia sin conocer bien a Dios. Pero ni uno de los dos es el plan de Dios. Una fe individual viva y una conexión fuerte con una iglesia local son importantes para experimentar lo mejor de Dios para tu vida.

[Relacionado: ¿Cómo puedo tener una vida fructífera]

[Relacionado: ¿Cómo elijo una Iglesia]

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Cuáles son algunas razones por las cuales las personas evitan ir a la iglesia? ¿Qué razones has dado tú?
  4. Lee Juan 15:5. ¿Qué nos enseña acerca del tipo de relación que Jesús quiere tener con cada uno de nosotros?
  5. Habla de algunas maneras en que una relación con Dios puede llegar a ser centrado en tí mismo.
  6. ¿Cuáles son algunas de las razones por qué la gente va a la iglesia? ¿Cómo han cambiado tus razones con el tiempo?
  7. Lee Hebreos 10:24-25. ¿Cómo has experimentado los beneficios mencionados en estos versículos?
  8. Lee Efesios 2:14-19. ¿Qué crees que significa que los cristianos son “un pueblo” y “nuevos miembros de la familia de Dios”? ¿Cómo cambia esto tu forma de pensar acerca de la iglesia?
  9. ¿Cuáles son las marcas de una familia sana? ¿Cómo puede la iglesia ser tu”familia”? ¿Cómo se puede ser “familia” a los demás en la iglesia?
  10. ¿Cuáles son algunas maneras en que ser parte de una iglesia puede enriquecer nuestra relación individual con Dios?
  11. ¿Cuáles son algunas maneras en que podemos hacer una diferencia mejor en el mundo juntos como una comunidad de fe que cualquiera de nosotros podría por sí solo?
  12. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: