Fe y Crecimiento

Nunca debemos de dejar de aferrarnos en nuestra fe en JesuCristo a pesar de la amenaza de las lealtades que compiten entre sí

Ir a las preguntas

Esta es la lección 4 de 9 en la serie Señales de advertencia.


La antigua ciudad de Pérgamo era conocida por sus muchos templos e ídolos a los dioses griegos y al emperador romano. La iglesia cristiana de allí sufría persecución por no doblarse ante estos ídolos y por no adorar al emperador.

[Serie relacionado: Ídolos]

¿Eres un cristiano “aferrado” o “no afirmado”?

Aunque gran parte de la carta de Jesús a la iglesia de Pérgamo desafía su infidelidad, él comienza alabando su fe. Hubo un tiempo en que los cristianos de Pérgamo incluso sufrió la muerte de uno de sus amigos por la persecución.

Apocalipsis 2:13 “Yo sé que vives en la ciudad donde Satanás tiene su trono; sin embargo, has permanecido leal a mi nombre. Te rehusaste a negarme aun cuando mi fiel testigo, Antipas, murió como mártir en medio de ustedes, allí en la ciudad de Satanás.

Una traducción más literal de la frase “se mantuvo leal” de este versículo es “aferrarse” o “mantenerse firmemente.” Jesús está diciendo: “te aferraste en tu fe en mí cuando las cosas se pusieron difíciles.” Incluso después de que su amigo Antipas murió por su fe, los de Pérgamo se “aferraron” a Jesús.

Al igual que estos antiguos creyentes, muchos de nosotros hemos sufrido dificultades y guardado la fe, mientras enfrentamos pobreza, enfermedad, muerte y pérdida. Pero el problema de Pérgamo – y el problema para algunos de nosotros – es que a pesar de que una vez se aferraron a Jesús, ya no lo estaban. Ellos comenzaron a tomar un enfoque de “soltura” o sea dejaron de aferrarse en su fe, por lo que Jesús les envió una advertencia en Apocalipsis 2.

[Relacionado: La adoración en el Apocalípsis de Juan]

Con Jesús no puedes aferrarte y no afirmarte

La advertencia de Jesús a los de Pérgamo es también una advertencia para los cristianos de hoy. Después de elogiarlos por su fe pasada, Jesús dice:

Apocalipsis 2:14-16 “Pero tengo unas cuantas quejas en tu contra. Toleras a algunos de entre ustedes que mantienen la enseñanza de Balaam, quien le enseñó a Balac cómo hacer tropezar al pueblo de Israel. Les enseñó a pecar, incitándolos a comer alimentos ofrecidos a ídolos y a cometer pecado sexual. De modo parecido, entre ustedes hay algunos nicolaítas que siguen esa misma enseñanza. Arrepiéntete de tu pecado, o de lo contrario, vendré a ti de repente y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.

Al igual que en el versículo 2:13, la palabra griega utilizada para “tolerar” y “seguir” las enseñanzas de Balaam y los nicolaítas dice literalmente “aferrarse a”. Jesús les puso un alto a los de Pérgamo. ¿Se permitirá a los que “se aferraron” a las falsas enseñanzas a que gobiernen en la iglesia y por lo tanto convertirse en personas que “no se afirman” a Jesús, o iban a “aferrarse” a Jesús como una vez lo hicieron y eliminar de la iglesia la falsa enseñanza? Si se negaban, la falsa enseñanza finalmente afectaría a toda la iglesia. Pérgamo no podía a la vez “aferrarse” y “no afirmarse”, y tampoco nosotros podemos.

[Relacionado: 5 herejías comunes hoy en día]

Tener una gran herencia espiritual como Pérgamo no nos libera de juicio o de la necesidad diaria de seguir a Jesucristo. ¿Y si tenemos esta mentalidad con nuestro matrimonio o puestos de trabajo – que debido a que nos casamos en algún momento o porque fuimos contratados en algún punto estamos exentos de amar a nuestros cónyuges y de hacer nuestro trabajo hoy? Destruiríamos nuestros matrimonios y perderíamos nuestros puestos de trabajo.

Pérgamo se hicieron susceptibles a un compromiso espiritual con los falsos maestros por esta misma razón. La gente siempre va a tener un punto focal en la vida. Si eres cristiano, se supone que ese punto focal debe ser Jesús.

Mateo 6:24 Nadie puede servir a dos amos. Pues odiará a uno y amará al otro; será leal a uno y despreciará al otro. No se puede servir a Dios y al dinero.

Aférrate a Jesús

Incluso si la advertencia a Pérgamo no se aplica directamente a donde estás ahora mismo, fácil y rápidamente podría aplicarse a ti. Hay una razón por la que Jesús nos llama a seguirlo todos los días.

Lucas 9:23 Entonces dijo a la multitud: “Si alguno de ustedes quiere ser mi seguidor, tiene que abandonar su manera egoísta de vivir, tomar su cruz cada día y seguirme”.

Decidir permitir que las influencias negativas y malos hábitos dominen nuestro tiempo, energía y atención puede dar lugar rápidamente a que surjan lealtades que compiten entre sí y a la apatía espiritual, al igual que en Pérgamo. Pronto podemos encontrar que estamos “aferrándonos” fuertemente a las cosas en nuestros garajes, el dinero en nuestras cuentas bancarias, a los éxitos de nuestros deportes o a las carreras académicas, nuestra identidad, nuestro tiempo y energía, o cualquier otra cosa en absoluto. Cualquier cristiano, en cualquier momento, puede encontrar algo para poner en el lugar de Jesús si dejan de aferrarse a él primero y sobretodo.

[Relacionado: ¿Estás demasiada ocupada para Dios]

Identifica la influencia en tu vida que te tienta a soltarte de Jesús y vivir un cristianismo “sin afirmación”. Busca a otros creyentes para mantenerte responsable de tus acciones. Aferrarse a Jesús no es sólo una decisión que tomas una sola vez, sino una serie de decisiones continuas. Si olvidamos esto, corremos el riesgo de la misma advertencia dada a Pérgamo hace 2.000 años.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista
  3. ¿Cuáles son los mejores puntos espirituales en tu pasado que puedes recordar? ¿Por qué resuenan estos tiempos en ti?
  4. ¿Has conocido a alguien que ha guardado la fe a pesar de grandes pruebas? ¿Cómo fuistes alentado por esa persona? Si ha experimentado gran prueba, ¿cómo la pasaste?
  5. ¿Alguna vez has visto o conocido a alguien que se “soltó” de Jesús? ¿Qué pasó? Si las cosas iban mal, ¿que podría haber cambiado el resultado en uno bueno?
  6. Lee Mateo 6:24. ¿Por qué crees que la gente permite tan fácilmente que las lealtades influyan en sus compromisos?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: