Vida Y Relaciones

Si no te humillas y admites tus errores, tus hijos nunca crecerán a hacerlo.

Ir a las preguntas

Este tema es una adaptación del canal de YouTube de PursueGOD vídeo.

Nadie es perfecto, e incluso si nuestros hijos piensan que somos los mejores, nos equivocamos de vez en cuando y les fallamos al igual que a nosotros mismos. No tienes que revolcarte en la culpa si haces cometes un error en la crianza.

[Relacionado: Cuatro Obstáculos para pedir una disculpa]

[Relacionado: ¿Cuál es tu lenguaje de la disculpa?]

  • Los errores ocurren con mayor facilidad cuando estamos estresados o demasiados ocupados, como cuando nuestra agenda está demasiado llena.
  • Es fácil impacientarse con los hijos cuando están pequeños. A medida que crecen, tus hijos comenzarán a percibir más de ti y veran tus otros defectos y deficiencias que no entendían cómo niños. Admitiendo tus deficiencias trata más de cómo vives como persona y padre/madre. ¿Cómo puedes guiar a un adolescente a lidiar con la lujuria, por ejemplo, si dejas que la lujuria reine con toda libertad en tu propia vida?
  • Cuando cometes un error como padre y muestras que entiendes la gracia de Dios en eso, estás dando una importante lección acerca de la gracia a tus hijos también. Todavía cometerás errores, pero es importante demostrar que eres lo suficientemente humilde para admitir tus errores y pedir perdón si has agraviado o ofendido a tu hijo.
  • No es importante que te pongas una placa falsa de perfección, dándole a entender a tus hijos que ser cristiano significa ser perfecto, porque no sólo no somos perfectos como padres o como personas, pero esto también puede establecer una “medida” falsa en el mente de nuestros hijos que nunca podrán alcanzar.
  • No seas hipócrita. Si quieres que tus hijos sigan a Jesús y tengan una relación personal con Dios, tienes que vivir tu relación personal con Dios, ser honesto y ser vulnerable.
  • Pídeles perdón a tus hijos si has fallado.

El hogar es uno de los mejores lugares para practicar el perdón, porque estamos alrededor de nuestra familia más de lo que estamos alrededor de cualquier otra persona. Modela restauración, perdón, honestidad, y la gracia en tus relaciones familiares. Admitelo cuando te equivoques, y muestrale a tus hijos que todos nos equivocamos y tenemos que tomar responsabilidad por ello.

[Relacionado: Aprende a ser real con las personas]

[Relacionado: La estrategia de Satanás para destruir a la familia]

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Cómo tus padres cometieron errores cuando eras niño? Explica.
  4. ¿Cómo cambió tu percepción de tus padres a medida que creciste? Explica.
  5. ¿Cómo has fallado como padre? ¿Qué pasó?
  6. Lee 1 Corintios 13:4-7. ¿Cuáles son las situaciones o circunstancias que pueden provocar que pierdas la paciencia o el enfoque? Explica.
  7. Lee 1 Juan 1:9-10. ¿Alguna vez has tenido que disculparte o pedir perdón a tus hijos? ¿Qué pasó?
  8. ¿Cómo resumirías tu entorno familiar cuando se trataba de admitir errores pedir perdón, y mostrar gracia y la reconciliación? Explica.
  9. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS