Vida y Relaciones

¿Has estado en un argumento y crees que te has disculpado, pero tu cónyuge dice que no lo hiciste? Esto se debe a que estás hablando un lenguaje diferente.

Ir a las preguntas

Adaptado del libro Cuando decir lo siento no es suficiente (en inglés) por Gary Chapman y Jennifer Thomas. Se recomienda que también lea Los cinco lenguajes de la disculpa por los mismos autores.

Todos hemos oído hablar de los cinco lenguajes del amor y cómo ayudan a identificar la forma en que mostramos y recibimos amor. Ha ayudado a las personas a aprender cómo hablar el lenguage de sus cónyuges en lugar de amarlos sólo en su lenguaje de amor “nativo”. Pero, ¿has pensado alguna vez en tu “lenguaje de la disculpa?” Todos tenemos eso también. ¿Has estado en una discusión y crees que te disculpaste pero tu cónyuge dice que no lo hiciste? Eso es probablemente porque no estabas hablando su lenguaje de disculpa. Ten en cuenta estos cinco lenguajes de la disculpa:

[Relacionado: Fuentes de conflictos en un matrimonio cristiano]

Lenguaje #1: Expresar remordimiento

Esta es la disculp a “emocional”. Es expresar tu sentimiento de decepción por cómo heriste a la otra persona. Una persona con este lenguaje quiere que la otra persona reconozca que sus sentimientos fueron heridos. Ellos quieren saber que la otra persona lamenta el dolor que han causado. Esperan que el cónyuge diga, por ejemplo: “Lo siento. Me siento muy mal por haber herido tus sentimientos. Debería haber sido más reflexivo. Lo siento por causarte dolor.”

Lenguaje #2: Aceptar la responsabilidad

Este es la disculpa de “asumir la responsabilidad”. Se trata de colocar la culpa donde corresponde. Una persona con este lenguaje quiere escuchar a la otra persona tomar responsabilidad total de sus acciones. ¡No hay excusas! Por ejemplo: “yo estaba equivocado. Perdí la calma. La manera en que te ataque no fue la apropiada.”

Lenguaje #3: Restituir

Esta es la persona que reconoce tanto su error, pero también quiere corregir el error. La segunda parte es de suma importancia para sentir que la disculpa es sincera. Una persona con este lenguaje quiere oír lo que salió mal, pero también quiere escuchar cómo la persona va a compensar el dolor que ha causado. Por ejemplo que la persona diga: “Quiero hacer lo correcto. ¿Qué puedo hacer para arreglarlo?”

Lenguaje #4: Arrepentirse genuinamente

Este es la disculpa de “cambio de comportamiento.” Esta disculpa consiste en expresar cierto quebrantamiento por tus faltas y un profundo deseo de cambiar. Una persona con este lenguaje quiere escuchar a la otra persona decir algunas cosas específicas que cambiará para asegurar un resultado diferente en el futuro. Decir por ejemplo: “Realmente lo siento. Intentaré no volver a hacerlo. La próxima vez, en lugar de perder el control, voy a salir de la habitación para calmarme antes de hablar de nuevo.”

Lenguaje #5: Pedir perdón

Este lenguaje enfatiza el pedir perdón. Una persona con este lenguaje quiere que la otra persona pida perdón. Que la otra persona reconozca que el perdón es un regalo que debe ser ofrecido, no exigido. Por ejemplo, decir: “¿Puedes encontrar en tu corazón el perdonarme? Lo que hice estuvo mal, ¿me perdonas por favor?”

[Relacionado: ¿Cómo pedir perdón?]

Saber comunicar una disculpa genuina es de suma importancia para un matrimonio saludable. Es la forma en que pasamos de estar heridos a ser curados, es cómo pasamos de la confianza rota a la restauración. Una disculpa significa que deseamos enderezar un mal. Sin una disculpa, queda una barrera y la relación está dañado. Así que de la manera que lo hagas, discúlpate.

Pero hay una cosa más, y esto es para el cónyuge que fue tratado injustamente. La capacidad de perdonar es mayor que la disculpa. Perdonar significa perdonar y ser clemente hacia la otra persona. Es un regalo que decidimos dar ya sea que nos pidan una disculpa o no. La Biblia no nos dice que sólo tenemos que perdonar cuando nuestro cónyuge habla nuestro lenguaje de la disculpa. La Biblia dice que debemos decidir perdonar no importando qué. De lo contrario, quedarás atrapado,a en el dolor y la decepción.

Colosenses 3:13 Sean comprensivos con las faltas de los demás y perdonen a todo el que los ofenda. Recuerden que el Señor los perdonó a ustedes, así que ustedes deben perdonar a otros.

Si quieres un matrimonio saludable, aprende tu lenguaje de la disculpa y el de tu cónyuge. La próxima vez que te equivoques, usa el lenguaje de la disculpa de tu cónyuge para arreglar las cosas.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. En un argumento, ¿quién de ustedes es más rápido en tratar de arreglar las cosas? Explica.
  4. ¿Por qué es difícil decir “lo siento”?
  5. En una escala del 1-10, ¿con qué frecuencia sientes que resuelves los conflictos y sigues adelante en tu matrimonio? ¿Qué se interpone típicamente en el camino para que logres un cierre emocional?
  6. ¿Qué significa una disculpa para ti? ¿Qué te dice ésta a ti?
  7. Lee 2 Corintios 7:10. ¿Cuál es la diferencia entre la tristeza del mundo y la tristeza según Dios? ¿Qué opinas que Pablo quiere decir con que “la tristeza del mundo resulta en muerte?”
  8. ¿Por qué puede ser difícil conceder el perdón?
  9. En una escala del 1-10, ¿qué tan perdonador eres? ¿Qué te impide extender el perdón completo?
  10. Lee Colosenses 3:13. Identifica todos los pasos a seguir que este versículo define. ¿Qué te desafía más en este versículo? ¿Por qué es importante recordar cómo Cristo nos perdona?
  11. Toma el inventario de la disculpa, en inglés, o en español en test del lenguaje de la disculpa para averiguar tu idioma de la disculpa y compártelo con tu cónyuge.
  12. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS