Fe y Crecimiento

¿Es suficiente confesar tus pecados a Dios en privado?

Ir a las preguntas

Confesarse a Dios es una de las cosas más importantes que puedes hacer una vez que hayas pecado. Pero no termina allí. También debes confesar tus pecados a los demás.

[Relacionado:¿Es Confesión Sólo entre Dios y yo?]

El confesar nuestros pecados a Dios es una forma de arrepentimiento

El primer paso en apartarse del pecado es reconocer que el pecado es realmente una parte de tu vida. La confesión es una gran manera de hacer esto. Una vez que le entregues tus pecados a Dios, él es capaz de limpiarte de ellos.

1 Juan 1:9 pero si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.

Una vez que confesamos nuestros pecados somos capaces de reconciliarnos con Dios. Nuestra relación con él se completa una vez más. Esto es porque Dios envió a Cristo a la tierra para morir por nuestros pecados para que podamos un día unirnos a él por la eternidad en el Cielo. Todo lo que tenemos que hacer es entregar nuestros caminos de pecado a él y apoyarnos en él para nuestra salvación.

[Relacionado: ¿Cuál es el verdadero arrepentimiento?]

El pecado siempre rompe relaciones y trae culpa y vergüenza

Esta es la razón última por la que debemos confesar nuestros pecados a otros creyentes, así como a Dios.

Santiago 5:16 Confiésense los pecados unos a otros y oren los unos por los otros, para que sean sanados. La oración ferviente de una persona justa tiene mucho poder y da resultados maravillosos.

Dios hace su gracia tangible conocida a través del cuerpo de Cristo. El pecado no sólo nos separa de Dios, sino que también nos separa de otros cristianos. Al confesar nuestros pecados a los demás somos capaces de solucionar este problema de relaciones. Entonces podemos construir una comunidad fuerte de otros creyentes que nos rodean con el fin de apoyarnos y animarnos.

[Relacionado: No te acomodes en la Ciudad de la basura]

Necesitamos la ayuda de otros creyentes

Cuando confiesas tus pecados a los demás, te ayudarán a ver las áreas de tu vida en las que te cuesta confiar en Dios. Debido a esto son capaces de caminar al lado tuyo y apoyarte en tu fe. Son capaces de orar por ti y animarte.

Proverbios 28:13 Los que encubren sus pecados no prosperarán, pero si los confiesan y los abandonan, recibirán misericordia.

También podrían ayudarte a identificar lo que causa ese pecado y ayudarte a superarlo. Confesando tus pecados a los demás te permite mantenerse responsable y en tu caminar con Dios. En última instancia, hemos sido creados por Dios para ser relacional. Conectarse con otros creyentes es necesario para tener una relación sana con Dios.

[Serie relacionada: El principio de LEGO]

La confesión no sólo se detiene con Dios. Tenemos que hacérselo saber a los demás las áreas de pecado en nuestras vidas con el fin de superarlas y verdaderamente arrepentirse de esos pecados. Dios coloca a otros creyentes en nuestras vidas para alentarnos y mantenernos en nuestra búsqueda de él.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. “El pecado siempre rompe relaciones y trae culpa y vergüenza.” ¿Puedes dar un ejemplo de esto en tu propia vida o la de un amigo?
  4. Lee 1 Juan 1:9. ¿Cuál es este dicho sobre la confesión y el perdón – en lo que se refiere a nuestra relación con Dios?
  5. Lee Santiago 5:16. ¿Cómo es esta especie de confesión (a otros) diferente de confesarse a Dios? ¿Cómo es similar? (Ver Salmo 3:3).
  6. Lee Proverbios 28:13. ¿Por qué la mayoría de la gente quiere ocultar su pecado? ¿Cuáles son los beneficios – tanto espiritual y relacional – de confesarlos a Dios y a los demás?
  7. ¿Quiénes son las personas en tu vida con las que estás dispuesto a confesar tus pecados? ¿Lo has hecho alguna vez?
  8. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS