Vida y Relaciones

Existe un lugar real llamado la Ciudad de la basura. ¿Te acomodarías viviendo allí? Pueda que te lleves una sorpresa.

Ir a las preguntas

¿Quién podría creer que existe un lugar real llamado la Ciudad de la basura. Hay personas que realmente viven allí y hacen de ella su hogar. En El Cairo, Egipto no tienen un sistema de recolección de basura. La gente pobre recoge basura de El Cairo y luego la lleva a la ciudad de basura. Se les paga un poco por la basura y luego la gente en la ciudad separan la basura, venden el plástico a diferentes personas, reúnen la comida y alimentan a los cerdos y otros animales. Los habitantes de la Ciudad de la basura viven en edificios abandonados de forma gratuita y piensan que están recibiendo una gran trato. Es todo lo que conocen.

Muchas ciudades americanas son ciudades de la basura espiritualmente

Como extranjero, parece extraño estar viviendo en una ciudad de basura. Pero ¿podría ser esta la manera como Dios ve la condición espiritual de nuestras ciudades de Estados Unidos? ¿Como ciudades de basura? Tenemos la basura de la pornografía, la basura de hacer a un lado a la gente pobre, la basura de los chismes, y son entretenidos por la basura en los medios.

Como cristianos, podemos llegar a estar cómodos en la basura

Como cristianos podemos llegar a estar cómodos viviendo con este tipo de basura. La gente en Egipto, que viven en la Ciudad de la basura, están cómodos en ese entorno. Ellos están muy bien con este estilo de vida, ya que es todo lo que conocen. Como estadounidenses, también nos estamos acostumbrando a la basura que nos rodea. Hemos nacido en ella y es todo lo que conocemos. Incluso hemos llegado a aceptar algunas cosas que son una abominación a Dios. Un ejemplo de esto de la Biblia es Lot. Él vivía en Sodoma y Gomorra, y se sentía a gusto en ella. Eso es lo que estamos haciendo hoy en Estados Unidos.

Isaías 5:20 ¡Qué aflicción para los que dicen que lo malo es bueno y lo bueno es malo, que la oscuridad es luz y la luz es oscuridad, que lo amargo es dulce y lo dulce es amargo!

La gente de este tiempo no pudieron discernir el bien del mal. Este es un comentario como el Estados Unidos de hoy. Jesús dijo que tenemos que “estar en el mundo pero no somos del mundo.” La basura estará siempre a nuestro alrededor, pero no sentiremos cómodos con ella.

Identifica la basura en tu propia ciudad, familia o vida personal

En lugar de sentirnos cómodos y sin darnos cuenta de la basura que nos rodea, debemos exponer la basura en nuestra vida personal y en nuestras familias. Por ejemplo, recientemente un maestro preguntó a sus estudiantes que fue lo que hicieron durante sus vacaciones de Navidad. Uno de los estudiantes informó que había descargado porno en su descanso para poder pasar el tiempo viendola.

Increíblemente, esto parecía ser una actividad aceptable por los otros estudiantes. Dios ve esto como basura y así debemos hacerlo nosotros.

2 Timoteo 3:2-4 Pues la gente solo tendrá amor por sí misma y por su dinero. Serán fanfarrones y orgullosos, se burlarán de Dios, serán desobedientes a sus padres y malagradecidos. No considerarán nada sagrado. No amarán ni perdonarán; calumniarán a otros y no tendrán control propio. Serán crueles y odiarán lo que es bueno. Traicionarán a sus amigos, serán imprudentes, se llenarán de soberbia y amarán el placer en lugar de amar a Dios.

Estamos en ciudades de basura y siempre lo estaremos, pero no vamos a sentirnos cómodo en esta clase de entorno. Pidamos a Dios que revele la basura en nuestras vidas y nos ayude a deshacernos de ella para su gloria.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Por qué crees que las personas que viven en la Ciudad de la basura no se molestan por lo que les rodea?
  4. Lee Isaías 5:20. A pesar de que esto fue escrito hace miles de años, ¿crees que describe nuestra sociedad actual? Explica. ¿Por qué esto llevaría al lamento?
  5. Lee 2 Timoteo 3:2-4 y cita algunos ejemplos concretos de cómo has visto algunas de estas actitudes y acciones que te rodean.
  6. ¿De qué manera crees que te has quedado a gusto con la basura a tu alrededor?
  7. ¿Hay algo específico que piensas que Dios quiere que te deshagas de tu vida? Si es así, ¿cómo puedes hacerlo?
  8. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS