Vida y Relaciones

00a

Dar es, obviamente, una gran parte de la experiencia navideña, pero es fácil olvidar el verdadero propósito detrás de ella. En esta lección aprendemos algunas de las mejores maneras de ser generosos durante la Navidad.

Esta es la lección 3 de 3 en la serie Despejado. Ver también la Edición Infantil y la Edeción Juvenil  de esta lección.

Ir a las preguntas

Mientras que la Navidad debe ser un momento de alegría y celebración, a menudo es una fuente de estrés y pesadez. Entre decoración, ir de compras, cocinar, planificar la cena, asistir a las fiestas navideñas, los programas de los niños, las visitas familiares, y un millón de cosas más, la temporada navideña puede pasar nuestras vidas como un huracán y quedamos exhaustos. Entonces, ¿cómo podemos ir más allá de todo este desorden y realmente ser capaz de disfrutar de la belleza y significado verdadero de la Navidad? El secreto para una Navidad despejada es apartarse del caos y hacer espacio para lo que Dios dice que realmente importa.

Es evidente que una gran parte de la temporada de navideña tiene que ver con dar. Intercambiamos regalos con la familia, amigos, compañeros de trabajo y, a menudo hacemos una contribución anual a nuestra caridad favorita. Pero a veces lo que damos puede quedar en el materialismo, la competencia, o simplemente convertirse en una obligación sin sentido. Entonces, ¿cómo nos aseguramos de que estamos realmente dando en la manera que Jesús quiere en su cumpleaños? Veamos la historia de los dadores originales de la Navidad y aprendamos de su ejemplo.

[Relacionado: El dar nos libera de la idolatría]

Sé generoso con tu tiempo

En el Nuevo Testamento leemos la increíble historia de un grupo de sabios que viajaron una gran distancia para visitar al pequeño Jesús y hacerle entrega de regalos.

Mateo 2:1-2 Jesús nació en Belén de Judea durante el reinado de Herodes. Por ese tiempo, algunos sabios de países del oriente llegaron a Jerusalén y preguntaron: “¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer? Vimos su estrella mientras salía y hemos venido a adorarlo”.

Al parecer, estos sabios orientales, quienes eran filósofos y astrónomos reverenciados, vieron un símbolo en el cielo que les llevó a viajar al pequeño y apartado pueblo de Belén. Ellos no conocían los detalles de lo que iban a encontrar, pero creían que era valioso y digno por lo que hicieron un viaje larguísimo y peligroso para darle regalos.

[Relacionado: Haz lugar para servir | Despejada # 2]

Una de las mejores maneras de mostrarle a alguien que los valoramos es darles tu tiempo. Es más fácil dejar un regalo a la carrera, pero cuando se sacrifica parte de tiempo de calidad para invertir en ellos, se demuestra el verdadero amor. La Navidad es un buen momento para planificar intencionalmente algún tiempo – quizás un almuerzo, un café, o simplemente una llamada telefónica – para conectarse con tus relaciones importantes y ser generoso con tu tiempo. Pero junto con tu tiempo, asegúrate de dar en otras formas significativas también.

Sé generoso con lo que realmente importa

Todos hemos recibido regalos que claramente se ve que no le pusieron ningún interés. Si bien pueden ser agradables, no tienen el mismo peso como los regalos que fueron elegidos cuidadosamente. Los sabios sí demuestran el gran cuidado con que escogieron sus regalos significativos para Jesús.

Mateo 2:9-11 …y la estrella que habían visto en el oriente los guió hasta Belén. Iba delante de ellos y se detuvo sobre el lugar donde estaba el niño. Cuando vieron la estrella, ¡se llenaron de alegría! Entraron en la casa y vieron al niño con su madre, María, y se inclinaron y lo adoraron. Luego abrieron sus cofres de tesoro y le dieron regalos de oro, incienso y mirra.

Los regalos que trajeron eran no sólo valiosos, pero significativos. No sabemos todo el simbolismo verdadero detrás de sus regalos, pero sabemos que cada uno tiene un significado. Del mismo modo, nuestro dar debe ser intencional y significativo. Esto no significa necesariamente que sea caro, pero sí significa que debemos ponerles más empeño.

[Relacionado: No quieras ser rico]

También significa que debemos ser generosos con lo que realmente importa. Debemos dar a lo que Jesús le importaría y le emocionará. Esto significa dar a cosas como a tu iglesia local, a los misioneros, y otras causas que realmente sirven a otros y comparten la verdad y el amor de Dios. Por último, y quizás lo más importante, tenemos que asegurarnos de que somos generoso con el enfoque verdadero de la Navidad: Jesús.

Sé generoso con Jesús

No hay que olvidar que el verdadero propósito del viaje de los sabios era adorar a Jesús.

Mateo 2:11 Entraron en la casa y vieron al niño con su madre, María, y se inclinaron y lo adoraron…

Si realmente quieres honrar a Jesús y garantizar que él no se perderá en todo el caos de la Navidad, intencionalmente pasa tiempo conectándote con él. Asegúrate de no sólo pasar tiempo de calidad con tus seres queridos e importantes, sino también con Jesús en oración y en su Palabra, la Biblia. Asegúrate de que no sólo eres un dador generoso con tus amigos y familiares, sino también con Jesús. ¡Es Su cumpleaños después de todo! Así que asegúrate de darle lo que realmente le honra.

Pero, sobre todo, asegúrate de que tienes un lugar para Jesús en tu corazón en Navidad. Esto se hace poniendo tu confianza en él para recibir salvación, viviendo tu vida para honrarlo, y ayudar a otros a conocerlo para que puedan hacer lugar para él también.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Cuál es el mejor regalo de Navidad que has recibido? ¿Cuál es es uno de los peores?
  4. Lee Mateo 2:1-2. ¿Por qué crees que los sabios estaban dispuestos a comprometer tanto tiempo para venir a conocer a Jesús? ¿Qué nos enseña acerca de la forma en que damos de nuestro tiempo?
  5. ¿Cuáles son algunas maneras prácticas que puedes dar el regalo del tiempo a las personas en tu vida?
  6. Lee Mateo 2:9-11. ¿Por qué crees que los magos dieron regalos que eran tanto valiosos como significativos? ¿Qué nos enseña acerca de los regalos que damos a la gente?
  7. ¿Cuáles son algunos ejemplos prácticos de cómo podemos ser generosos significativamente hacia las cosas que realmente le importan a Jesús?
  8. Lee Mateo 2:11. ¿Qué motivó a estos sabios, que eran muy respetados en su cultura, a inclinarse y adorar al pequeño niño Jesús?
  9. ¿Qué nos impide adorar a Jesús de la manera que se merece en la Navidad y el resto del año?
  10. ¿Cuáles son algunas maneras prácticas que puedes hacer a Jesús más céntrico en tu vida durante la Navidad?
  11. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS