Vida y Relaciones

00a

Con el fin de eliminar el desorden y despejar la Navidad, tenemos que dar prioridad a servir en nuestra agenda. La Navidad celebra a un Salvador servidor que suplió las necesidades inmediatas por lo que nosotro debemos servir también!

Ir a las preguntas

Esta es la lección 2 de 3 en la serie Despejado. Ver también la Edición Infantil y la Edeción Juvenil  de esta lección.


Mientras que la Navidad debe ser un momento de alegría y celebración, a menudo es una fuente de estrés y carga. Entre la decoración, ir de compras, cocinar, planificar la cena, los programas de los niños, las visitas familiares y un millón de cosas más, la temporada de Navidad puede pasar a través de nuestras vidas como un huracán que nos deja exhaustos. Entonces, ¿cómo podemos ir más allá de todo este desorden y realmente ser capaz de disfrutar de la verdadera belleza y significado de la Navidad? El secreto para una Navidad despejada es hacer espacio para lo que Dios dice que realmente importa.

Al priorizar tu calendario de Navidad, tiene sentido asegurarte que tus prioridades se alineen con las de Jesús, aquel a quien estamos celebrando . Al ver su vida, descubres rápidamente que servir humildemente estaba casi en la parte superior de su lista. Así que si quieres seguir a Jesús, haz espacio para servir esta Navidad.

Haz espacio para un Salvador servidor

Estamos tan familiarizados con la escena de Navidad, atascados con la idea de un pesebre y animales de granja, que podemos olvidar lo extraño que era este contexto en el que Jesús quiso nacer. Podía haber llegado como un rey poderoso vestido en ropajes finos, descendiendo en un palacio y exigiendo sumisión obediente. En cambio, llegó a un humilde pesebre, sin exigir sumisión, sino a ofrecer salvación. Él dejó esto muy en claro cuando el ángel se apareció primero a José.

Mateo 1:21-23 Y tendrá un hijo y lo llamarás Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”. Todo eso sucedió para que se cumpliera el mensaje del Señor a través de su profeta: ‘¡Miren! ¡La virgen concebirá un niño! Dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel, que significa “Dios está con nosotros’”.

Jesús llegó a estar “con nosotros”, para servirnos humildemente física y al final, espiritualmente para salvarnos de nuestros pecados. Más adelante en su vida, cerca del comienzo de su ministerio, él describe su propósito con más detalle leyendo del pasaje del Antiguo Testamento .

Lucas 4:18-19 “El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para llevar la Buena Noticia a los pobres. Me ha enviado a proclamar que los cautivos serán liberados, que los ciegos verán, que los oprimidos serán puestos en libertad, y que ha llegado el tiempo del favor del Señor”.

El tratar de comprender a este Salvador humilde y servidor, debería despertarnos un deseo de seguir su ejemplo al servir nosotros también. Al igual que Jesús, nuestro servicio debe empezar de manera muy práctica.

Haz espacio para servir a las necesidades inmediatas

A lo largo de la vida de Jesús, él no fue sólo un sabio espiritual, él se ensució sus manos ayudando a las personas de maneras muy prácticas. Leemos cómo él regularmente sanaba a las personas, las alimentaba, las alentaba y las consolaba. Así que si quieres seguir el ejemplo de Jesús durante la Navidad, busca oportunidades prácticas para satisfacer las necesidades inmediatas de los demás. Esto podría ser ayudando a un nivel local en un proyecto comunitario, sirviendo en un banco de comida o en una misión de rescate, visitando personas heridas en un hospital o en la cárcel, o simplemente ayudando a la persona que está teniendo dificultades o la viuda en tu vecindario que podría necesitar una mano.

Pero a medida que sirves, hay que recordar que, si bien las necesidades inmediatas son parte de la demostración de amor cristiano, no es el final de la historia. Cuando Jesús sirvió, era siempre con el propósito de crear una oportunidad para servirles en sus necesidades mucho más importantes, las espirituales.

Haz espacio para servir a las necesidades máximas

Jesús entendió que nuestra necesidad más profunda no es sólo física, sino espiritual. El sanó y alimentó a la gente, pero sabía que si finalmente no proporcionaba sanación espiritual, podrían vivir un poco más de tiempo, últimamente enfrentarían una eternidad de sufrimiento apartados de Dios. Así que usaba la oportunidad de abordar las preocupaciones físicas a las espirituales.

Así que mientras que debemos absolutamente tener la intención de satisfacer las necesidades físicas inmediatas que nos rodean, nos estamos quedando cortos si no estamos intencionalmente tratando la manera de apuntar a la gente a Jesús, su última esperanza. La mejor manera que puedes servir a cualquier persona es ayudándoles a buscar de Dios.

Por último, recuerda que Jesús vino como Emanuel, “Dios con nosotros.” Él no decidió satisfacer nuestras necesidades desde una distancia segura y cómoda, sino optó por caminar junto a nuestro lado. Será difícil satisfacer realmente las necesidades de la gente de lejos, así que busca oportunidades para conocer cerca y personalmente a los necesitados, y sirveles, tanto física como espiritualmente en esta Navidad.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Cuál es la parte más estresante de la temporada de navideña para ti? ¿Por qué?
  4. ¿Por qué crees que Jesús escogió entrar en este mundo de una manera tan humilde, aparentemente poco digna?
  5. Lee Mateo 1:21-23. ¿Qué dijo el ángel que era el propósito principal de Jesús? ¿Qué nos enseña esto acerca de la humanidad y de Dios?
  6. ¿Por qué la idea de Emanuel, Dios con nosotros, es tan significativa?
  7. Lee Lucas 4:18-19. ¿Qué nos enseña acerca de la misión de Jesús en la tierra? ¿Cómo se relaciona esto con Mateo 1:21-23?
  8. Lee Mateo 4:23. ¿Qué nos enseña acerca de las prioridades de Jesús?
  9. Piensa en la vida de Jesús. ¿Cuáles son algunas de las formas prácticas en que Jesús sirvió a las necesidades inmediatas de la gente?
  10. ¿Cuáles son algunas de las necesidades inmediatas de tu comunidad? ¿Cómo podrías servirlos de una manera práctica esta Navidad?
  11. ¿Crees que supliendo las necesidades inmediatas sin abordar la necesidad espiritual es una forma adecuada de servir como un cristiano? ¿Por qué o por qué no?
  12. ¿Cuáles son algunas de las necesidades máximas espirituales de tu comunidad? ¿Cómo puedes servirlas de una manera práctica?
  13. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: