Vida y Relaciones

fi-no-quiero-ser-rico

¿Amas a Dios o amas tus posesiones?

Ir a las preguntas

Como cristianos, la Biblia nos llama a vivir de manera diferente que el mundo. Esto incluye cosas tan simples como ser amable y abstenerse de chismear de nuestros vecinos, pero también incluye la forma en como manejamos nuestro dinero y posesiones. Esta enseñanza es de John Piper y él trata de cómo la visión del mundo sobre este tema es bastante diferente al punto de vista de Dios.

Amar a Dios implica nuestra actitud con respecto a nuestras posesiones

El mundo no se impresiona si los cristianos no son diferentes en cuanto a sus posesiones y en su deseo de dar a los necesitados. Si los cristianos aman sus posesiones de la misma manera en que el mundo ama a sus posesiones, podemos olvidarnos de nuestro testimonio. Hay que pensar de manera diferente sobre nuestras posesiones.

No ames tus cosas

1 Juan 3:17 Si alguien tiene suficiente dinero para vivir bien y ve a un hermano en necesidad pero no le muestra compasión, ¿cómo puede estar el amor de Dios en esa persona?

Debemos tener nuestras posesiones desprendidamente; cuando veas a otro creyente en necesidad, debes estar listo para responder. Esto ciertamente crea problemas, porque hay muchos en este mundo que son tan pobres.

Como seguidores de Cristo tenemos que recordar que somos coherederos con Cristo. Es sólo una cuestión de tiempo antes de que heredemos todas las cosas. No necesitamos de aferrarnos a nuestras posesiones terrenales.

Seamos libres, no ames las posesiones. Cuando te encuentres con personas en necesidad en tu iglesia, se libre para darles.

No quieras enriquecerte

Quedas advertido por los dos versículos siguientes.

1 Timoteo 6:9 Pero los que viven con la ambición de hacerse ricos caen en tentación y quedan atrapados por muchos deseos necios y dañinos que los hunden en la ruina y la destrucción.

Mateo 19:24 Lo repito: es más fácil que un camello pase por el ojo de una aguja que un rico entre en el reino de Dios».

El deseo de ser rico conducirá a la destrucción. Sin embargo, una vida de generosidad dará lugar a más de la bendición de Dios.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. En 2015 hubo inundaciones masivas en Carolina del Sur. Después de su rescate, se le preguntó a una mujer qué fue lo que agarró de su casa antes de salir. Ella respondió que a su perro y dos pizzas Tostitos del congelador. ¿Qué cosa importante hubieras tomado y que cosa hubieras deseado tomar, pero sería demasiado vergonzoso admitirlo?
  4. Lee 1 Timoteo 6:9. ¿Estás anhelando ser rico? ¿Cuáles son algunas de las tentaciones o trampas específicas que piensas que podría causar la ruina de una persona que está deseando ser rico?
  5. Lee Mateo 19:24. ¿Por qué sería difícil para un rico entrar en el reino de los cielos?
  6. ¿Cuáles son algunos de los pensamientos que pasan por tu cabeza cuando se te informa de las necesidades materiales de un cristiano?
  7. Habla de un momento en que respondiste con generosidad y de un momento en que no ayudaste? ¿Cuáles son algunos miedos y excusas que te mantienen aferrándote a tus pertenencias?
  8. Lee 1 Juan 3:17.  Como cristiano, ¿crees que eres más responsable de dar generosamente si la persona en necesidad es un hermano,a en la fe?
  9. ¿Cómo crees que tu actitud hacia tus posesiones podría afectar tu testimonio ante los que te rodean?
  10. Lee Romanos 8:17 ¿El hecho de que somos coherederos con Cristo impacta tus pensamientos acerca de dar de tus posesiones terrenales hoy?
  11. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS