Fe y Crecimiento

Los Salmos se encuentran entre los libros de sabiduría y los libros poéticos del Antiguo Testamento. “Sabiduría” se refiere al contenido, mientras que “poética” se refiere al estilo de escritura. Los libros de sabiduría – incluyendo Salmos – a menudo son escritos en un estilo poético.

Ir a las preguntas

Los Salmos se encuentran entre los libros de sabiduría y los libros poéticos del Antiguo Testamento. “Sabiduría” se refiere al contenido, mientras que “poética” se refiere al estilo de escritura. Los libros de sabiduría – a menudo escritas en un estilo poético – son Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés y Cantar de los Cantares.

Comprendiendo la poesía hebrea

Gran parte del Antiguo Testamento está escrito en un estilo de escritura llamado paralelismo hebreo. El paralelismo es el sello distintivo de la poesía hebrea. Si entiendes cómo la poesía hebrea se escribe, se puede entender mejor el mensaje del escritor. (Se puede identificar la poesía hebrea en la mayoría de las traducciones porque las líneas se sangran (o sea que se ha dejado un espacio al inicio de cada una) y no se ejecutan de margen a margen.)

La poesía hebrea es diferente de la poesía popular en inglés o en español. La poesía en español enfatiza palabras que riman y cadencia. Por el contrario, la poesía hebrea hace hincapié en el flujo de pensamiento y por lo general trabaja dos líneas a la vez. La poesía hebrea sigue una de tres formas básicas:

  • La segunda línea repite la idea de la primera línea, para dar énfasis.
  • La segunda línea desarrolla la idea de la primera línea más a fondo, añadiendo más información.
  • La segunda línea indica lo contrario de la primera línea, para llevar al punto un contraste.

Entendiendo los Salmos

Los lectores contemporáneos miran a  los Salmos como palabras en un libro, pero originalmente los salmos fueron escritos para ser cantados de forma individual o en adoración en grupo. El libro de los Salmos es el libro más extenso en la Biblia, y se compone de cinco libros o colecciones más pequeñas. En los salmos, la gente canta acerca de todas sus experiencias, buenas y malas, a Dios. El libro está lleno no sólo con canciones alegres, sino con canciones que reflejan toda una gama de emociones humanas. Hay tres tipos básicos:

  • Himno de alabanza. Estas canciones glorifican a Dios por quién es. Salmo 47 alaba a Dios debido a su fuerza, poder y majestad como gobernante de todo.

Salmo 47:1-2 ¡Vengan todos! ¡Aplaudan!  ¡Griten alegres alabanzas a Dios! 2 Pues el Señor Altísimo es imponente;  es el gran Rey de toda la tierra.

  • Lamento. Estas canciones expresan el dolor del cantante junto con una petición para que Dios actúe. Salmo 74 expresa su pesar debido al éxito de los enemigos del cantante, seguido de una petición para que Dios lo/la libere. Los Salmos expresan emoción en carne viva, tanto buena y mala. Por lo tanto los pensamiento expresados no son necesariamente ciertos. Pero Dios es lo suficientemente grande como para escuchar todas nuestras emociones y nos invita a compartirlas con él.

Salmo 74: 1,9-10 Oh Dios, ¿por qué nos has rechazado tanto tiempo? ¿Por qué es tan intensa tu ira contra las ovejas de tu propia manada? Ya no vemos tus señales milagrosas; ya no hay más profetas, y nadie puede decirnos cuándo acabará todo esto. ¿Hasta cuándo, oh Dios, dejarás que tus enemigos te insulten? ¿Permitirás que deshonren tu nombre para siempre?

  • Canto de agradecimiento. Estas canciones adoran a Dios por algo que ha hecho, no simplemente por lo que es. Salmo 116 expresa gracias a Dios por restaurar la salud de una grave enfermedad del cantante.

Salmo 116: 3-4, 7-8 La muerte me envolvió en sus cuerdas; los terrores de la tumba se apoderaron de mí. Lo único que veía era dificultad y dolor. Entonces invoqué el nombre del Señor: “¡Señor, por favor, sálvame!”… Que mi alma descanse nuevamente, porque el Señor ha sido bueno conmigo. Me rescató de la muerte, quitó las lágrimas de mis ojos, y libró a mis pies de tropezar.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Identifica cada uno de estos tipos de Salmo: Salmo 40, Salmo 50, Salmo 93.
  4. ¿Por qué es difícil compartir tus penas y frustraciones con Dios? ¿Cómo el hacerlo puede empoderar tu fe?
  5. En tu vida en este momento, ¿sería tu salmo a Dios un himno de alabanza, de lamento, o un canto de agradecimiento? Explica.
  6. ¿Qué tan honesto eres con Dios en tu propia vida? ¿Cómo puedes llegar a ser más honesto en tu adoración, oración y caminar diario con Dios?
  7. ¿Cuáles son algunas maneras en que puedes animar a otros en su vida para ser más honestos con Dios?
  8. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS