Fe y Crecimiento

Dios no siempre revela por qué sufrimos en la vida, pero no es porque las cosas malas siempre le pasan a la gente mala.

Ir a las preguntas

Job es uno de los libros más fascinantes e incomprendidos de la Biblia. Job no es la historia de alguien que paciente y silenciosamente sufre. Es una historia acerca de entender el mal que experimentamos. A medida que lees Job recuerda que Job no tenía toda la información que tú, como lector, tienes.

El libro gira en torno a dos conjuntos de cuestiones y en dos líneas separadas de la historia. La primera explora por qué las personas sirven a Dios, y la segunda por qué las personas sufren. Estos temas son explorados sobre la base de las experiencias de Job – un siervo justo de Dios.

¿Por qué son las personas fieles a Dios?

Para abrir el libro, Satanás desafía a Dios dos veces. En primer lugar, sostiene que Job le sirve fielmente a Dios sólo porque Job tiene algo que ganar. En respuesta, Dios permite que Satanás destruya su familia y riqueza. Job le demuestra a Satanás que está equivocado y le es fiel a Dios aun cuando no tiene nada. En segundo lugar, Satanás desafía a Dios que Job se apartará de Él si lo golpea físicamente. Dios permite que Job se cubra con una infección dolorosa de la piel. A pesar de su dolor, Job se mantiene fiel a Dios – pero si culpa a Dios por su sufrimiento.

Job está pasando una prueba en nombre de todas las personas. Satanás sostiene que las personas sirven a Dios por razones egoístas. Pero en Job sabemos que esto no es cierto, y que debemos servir a Dios simplemente porque él es Dios y es digno de ser servido – no importando qué.

¿Por qué sufre el pueblo de Dios?

La segunda parte del libro cambia de marcha a la cuestión del sufrimiento. Luego de enterarse de los problemas de Job, tres de sus amigos lo visitan. A medida que tratan de consolarlo, le dan explicaciones simples del por qué Job está sufriendo. La razón de todas las pérdidas de Job, dicen ellos, es porque Job ha pecado. Muchas personas creen que puedes discernir el estado moral o espiritual de una persona basados en sus experiencias de vida. El libro de Job rechaza firmemente este concepto. Presenta a Job como justo y sin mancha. Sabemos por los capítulos 1 y 2 que Job sufrió porque Dios lo permitió, no porque Job era pecador.

Obteniendo una perspectiva al final

Job en voz alta y desafiantemente culpa a Dios y demanda que Dios responda a sus preguntas. Esta es una acción muy atrevida, pero finalmente Job consiguió su deseo. Dios le habló a Job, planteando preguntas que Job no le preguntó. Las preguntas de Dios ascienden a esto: ¿quién eres tú para cuestionar al Creador del mundo? Job eventualmente se da por vencido.

Job 42:1-6 Entonces Job respondió al Señor: “Sé que todo lo puedes, y que nadie puede detenerte. Tú preguntaste: “¿Quién es este que pone en duda mi sabiduría con tanta ignorancia?”. Soy yo y hablaba de cosas sobre las que no sabía nada, cosas demasiado maravillosas para mí. Tú dijiste: “¡Escucha y yo hablaré! Tengo algunas preguntas para ti y tendrás que contestarlas”. Hasta ahora solo había oído de ti, pero ahora te he visto con mis propios ojos. Me retracto de todo lo que dije, y me siento en polvo y ceniza en señal de arrepentimiento”. de ti, pero ahora mis ojos han visto you.Therefore me retracto y me arrepiento en polvo y ceniza.

Job quiere que sus preguntas sean contestadas, pero en su lugar dice: “Tú eres Dios, y yo no.”

Al final del libro, Dios deja en claro que los amigos de Job hablaron de forma incorrecta acerca de Dios. Rechaza su visión del mundo y la razón que dan del por qué sucede sufrimiento. Al mismo tiempo, Dios reafirma a Job. Al final, Dios da a Job el doble de las posesiones que había perdido, junto con una nueva familia. Sin embargo, este no es un libro con un final feliz, ni tiene la intención de serlo.

Tomando Job a pecho

Se supone que debemos estar incómodos, para que nos podamos preguntar: “¿Estoy dispuesto a ceder a Dios, incluso cuando yo no quiero?” Esa es por eso que la segunda pregunta del libro – ¿Por qué sufren las personas? – no es contestada. El problema del sufrimiento injustificado es quizás el problema más importante de fe. Queremos saber por qué experimentamos tan horrible maldad. Este libro nos dice cual NO es la razón. Se rechaza la idea de que las cosas malas suceden como resultado del pecado. Sin embargo, ni este libro ni el resto del Antiguo Testamento nos dice por qué. En su lugar, nos pide que reflexionemos sobre si vamos a ceder a Dios, incluso cuando no obtenemos las respuestas que queremos.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Lee Job 1:6-22. ¿Cómo describe Dios a Job? ¿Cómo responde a Job a sus experiencias?
  4. ¿Por qué sirves a Dios? ¿Qué beneficios personal, social, o económico obtienes? ¿Le servirías a Dios si no te beneficiaras en esta vida o después de tu muerte?
  5. Lee Job 2:11-13 y Job 11:13-20. ¿De qué manera las acciones de los amigos de Job te dan a conocer la manera de cómo se debe tratar y consolar a los que sufren y están de duelo?
  6. ¿Cuál crees que es más peligroso: ver el sufrimiento de una persona como un signo de pecado, o ver su prosperidad como un signo de ser justo? Explica.
  7. Lee Job 40:6-9. ¿Cómo ves que Dios responde a la pregunta de Job acerca de por qué él está sufriendo?
  8. Lee Job 42:10-17. ¿Qué ocurre con Job al final de la historia? ¿Esto hace que te preguntes por los niños y los servidores que fueron asesinados en el capítulo 1? Si es así, ¿cuáles son tus preguntas acerca de las elecciones de Dios?
  9. Piensa en un área en la que tú o alguien cercano a ti ha sido tratado injustamente o injustamente ha sufrido mucho. ¿Cómo puedes entregarle eso a Dios a pesar de que los resultados no te gustan?
  10. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS