Fe y Crecimiento

Jesús tuvo que morir por nuestros pecados para que Dios pudiera ser justo y misericordioso al mismo tiempo.

Ir a las preguntas

Este tema es una adaptación del canal de YouTube de PursueGod vídeo. Esta es la parte 7 de 12 en la serie de Principios bíblicos para para nuevos creyentes.


¿Cuál es el significado de la muerte de Jesús? Es diferente a que un héroe de guerra muera o incluso a que otro líder religioso muera. La muerte de Jesucristo (junto con la resurrección) es la culminación de la fe cristiana, porque es la única manera de un Dios justo pudiera expiar nuestros pecados.

La necesidad de la redención

Todos los seres humanos son pecadores. Nacemos muertos espirituales, como enemigos de Dios. Por el contrario, Dios es infinitamente santo y justo. Porque no podíamos salvarnos a nosotros mismos, Dios tomó la iniciativa para redimirnos. Otras religiones se centran en una mejora moral y tratar de llegar a ser lo suficientemente bueno. Pero el cristianismo es una religión única de redención, basada en la idea de que las personas necesitan ser salvas, y sólo Dios puede hacerlo por nosotros.

[Relacionado: La humanidad bajo pecado]

[Relacionado: ¿Qué es la salvación?]

El sistema sacrificial del Antiguo Testamento

Dios preparó el escenario para la obra redentora de Jesús mucho antes de que él naciera. Gran parte del Antiguo Testamento está dedicado al sistema de sacrificios – con sus templos, sacerdotes y ofrendas – instituido por la ley judía. Los crudos sacrificios de animales necesarios para cubrir el pecado les enseña cómo es de serio es el pecado. El pecado es algo que debe ser tratado. Estos sacrificios proporcionaban una manera de cubrir el pecado, al menos temporalmente. Sin embargo, estos sacrificios nunca lidiaron con el pecado de forma permanente.

La Pascua

Para que el Faraón liberara a los israelitas de la esclavitud, Dios envió varias plagas. La final fue la peor – el ángel de la muerte iba a visitar todos los hogares y el primogénito moriría. El único remedio era matar un cordero sin mancha y poner la sangre del cordero en los postes de la casa. El ángel de la muerte pasaría de largo por estas casas. Esto habla proféticamente de Jesús como el cordero de Dios.

Isaías 53:6 Todos nosotros nos hemos extraviado como ovejas;  hemos dejado los caminos de Dios para seguir los nuestros. Sin embargo, el Señor puso sobre él los pecados de todos nosotros.

Juan 1:29 Al día siguiente, Juan vio que Jesús se le acercaba y dijo: “¡Miren! ¡El Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!”

Jesús era a quien la Pascua y todo el sistema de sacrificios había estado anticipando.

La cruz

El pecado y la muerte están conectados entre sí a lo largo de la Biblia. Juan podría haber presentado a Jesús de cualquier manera, como el Hijo de Dios, por ejemplo. Pero eligió llamarlo “el cordero de Dios”. Esto se debe a que la muerte de Jesús era tan central para la expiación del pecado. Dios es Santo. Él es el juez del universo. ¿Cómo acepta un Dios Santo a una persona pecadora y seguir siendo un juez justo? La respuesta es que Jesús se hizo pecado por nosotros. Dios no pasó por alto el pecado, pero trató con el pecado. Jesús llevó la ira de Dios por nosotros – como nuestro sustituto – en la cruz.

1 Pedro 2:24 Él mismo cargó nuestros pecados sobre su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos estar muertos al pecado y vivir para lo que es recto. Por sus heridas,  ustedes son sanados.

La cruz era la única manera para que la humanidad se salvará. Eso es lo que hace que Jesús sea único.

Juan 14:6 Jesús le contestó: —Yo soy el camino, la verdad y la vida; nadie puede ir al Padre si no es por medio de mí.

[Relacionado: ¿Por qué Jesús tuvo que morir en la cruz?]

[Relacionado: La cruz de Jesús y el tribunal]

[Relacionado: El precio de la salvación]

Ahora tenemos la libertad de ser aceptados por Dios por lo que Jesús hizo y por la fe en él. La única manera en que podemos deshacernos de nuestro pecado es mediante el reconocimiento de que somos pecadores e ir a Jesús para nuestra salvación. Jesús tuvo que morir por nuestros pecados para que Dios pudiera ser justo y misericordioso al mismo tiempo.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Describe el problema por el que Jesús murió para resolver.
  4. En comparación con otras religiones, ¿cómo es el cristianismo una religión única de redención?
  5. Explica cómo el sistema sacrificial del Antiguo Testamento preparó el escenario para la obra redentora de Jesús.
  6. Explica cómo la Pascua anticipa la obra salvadora de Jesús en la cruz.
  7. Lee Juan 1:29. ¿Por qué crees que Juan identificó a Jesús como “el cordero de Dios” en lugar del “Hijo de Dios”, “el Mesías”, o algún otro título?
  8. ¿Cómo la cruz reconcilió tanto la justicia como la misericordia de Dios?
  9. ¿Podría Dios haber logrado nuestra salvación por otros medios además de la muerte de Jesús? Explica.
  10. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: