Fe y Crecimiento

La salvación por gracia mediante la fe tiene mucho sentido cuando comprendemos el alto precio que Jesús pagó para hacernos justos delante de Dios.

Ir a las preguntas

Este tema es una adaptación del canal de YouTube de PursueGod vídeo. Esta es la parte 8 de 11 en la serie Principios bíblicos para para nuevos creyentes.


La salvación por gracia mediante la fe tiene mucho sentido cuando comprendemos el alto precio que Jesús pagó para hacernos justos delante de Dios.

Jesús tomó sobre sí la ira de Dios

Dios es el juez del universo. Como tal, debe actuar con justicia contra el mal. Por naturaleza, Dios tiene una justa indignación contra el pecado. Esto se llama “ira” de Dios. Su ira es su odio completo hacia pecado y el mal. Por desgracia, todo el mundo está sujeto a la ira de Dios a causa de nuestro pecado.

Juan 3:36 Los que creen en el Hijo de Dios tienen vida eterna. Los que no obedecen al Hijo nunca tendrán vida eterna, sino que permanecen bajo la ira del juicio de Dios.

El sufrimiento físico que Jesús soportó a través de la crucifixión fue horrible. Pero la peor parte de la cruz no fue física, sino espiritual. Jesús tomó los pecados del mundo. Absorbió la ira justa de Dios. Dios castigó a Jesús por los pecados, como un sustituto de los que vendrán a él.

[Relacionado: Lo que significa estar bien con Dios]

Jesús sufrió la separación de Dios

Piensa en la relación entre Dios el Padre y el Hijo – una relación de profunda intimidad. En ese sentido, lo que Jesús sufrió en la cruz debe haber sido insoportable emocional y espiritualmente.

Mateo 27:46 A eso de las tres de la tarde, Jesús clamó en voz fuerte: “Eli, Eli, ¿lema sabactani?”, que significa “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?”

Podemos celebrar el sacrificio que Jesús hizo

A pesar de la gravedad de lo que sucedió en la cruz , celebramos lo que Jesús hizo allí porque allí es donde nuestro pecado fue tratado de una vez por todas.

Salmos 103:12 Llevó nuestros pecados tan lejos de nosotros  como está el oriente del occidente.

Dios quitó nuestros pecados basándose en la cruz. Fue allí donde nuestra liberación sucedió.

La cruz tiene infinito valor

El apóstol Pablo habló de la cruz todo el tiempo.

Gálatas 6:14 En cuanto a mí, que nunca me jacte de otra cosa que no sea la cruz de nuestro Señor Jesucristo. Debido a esa cruz, mi interés por este mundo fue crucificado y el interés del mundo por mí también ha muerto.

El apóstol Pedro refleja en la excelencia del sacrificio de Jesús en la cruz.

1 Pedro 1:18-19 Pues ustedes saben que Dios pagó un rescate para salvarlos de la vida vacía que heredaron de sus antepasados. No fue pagado con oro ni plata, los cuales pierden su valor, 19 sino que fue con la preciosa sangre de Cristo, el Cordero de Dios, que no tiene pecado ni mancha.

La cruz es mucho más valiosa que cualquier tesoro terrenal. Lo que Jesús realizó allí es la mayor transacción que ha ocurrido alguna vez. El valor de la cruz nos otorga un valor increíble. ¿Qué tan valioso eres tú y soy yo que Jesús pagó el precio por nosotros? Y ¿qué tan valiosa es esa otra persona por quien Cristo murió?

La salvación no puede ser por nuestras buenas obras

Cuando consideramos el precio que Jesús pagó por nuestra salvación, ¿cómo podemos pensar en añadir algo a lo que Jesús ya hizo? Es ridículo pensar que podemos mejorar lo que Jesús hizo por nosotros – o que necesitamos hacerlo.

Romanos 3:19 Obviamente, la ley se aplica a quienes fue entregada, porque su propósito es evitar que la gente tenga excusas y demostrar que todo el mundo es culpable delante de Dios.

El propósito de la ley es mostrarnos cuán pecadores somos y cuánto necesitamos a Jesús. Solo podemos recurrir a Su provisión en busca de nuestra salvación

Efesios 2:8-9 Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo.

La salvación no es por obras, en ninguna medida. Al tratar de hacer cualquier tipo de mérito por las obras, tiende a crear arrogancia. Empezamos a compararnos con otros que no están haciendo tanto (según nuestra opinión). Pero ya que todo es por Jesús y solo Jesús, todos empezamos en el mismo lugar. La cruz nos a nivela.

Jesús contó una historia en Lucas 18. Dos hombres subieron al templo a orar. Uno dijo: “Te agradezco, Dios, que no soy como los demás – tramposos, pecadores adúlteros.” El otro golpeó su pecho con dolor, diciendo: “Oh Dios, sé propicio a mí, que soy un pecador.” Entonces Jesús afirma que el segundo hombre y no el primero, fue justificado ante Dios. Llegó a Dios en humildad y reconociendo su necesidad.

[Relacionado: Llegando a tu momento de fe]

[Relacionado: ¿Por qué murió Jesús]

Una vez que entiendas el costo de la redención, te darás cuenta de la importancia de lo que hizo Jesús, y cómo esto te da valor. Por encima de todo, verás el valor de Jesús. Esta es la razón por la que los cristianos ponen tanto énfasis en la cruz. Es por esto que no podemos añadir nada a la obra terminada de Jesús para asegurar nuestra posición con Dios.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Qué fue peor para Jesús en la cruz: el dolor de la crucifixión o la agonía de sufrir la ira de Dios por el pecado? Explica.
  4. ¿Qué fue peor para Jesús en la cruz: la agonía de sufrir la ira de Dios por el pecado, o la angustia de la separación del Padre? Explica.
  5. Lee 1 Pedro 1:18-19. De acuerdo con Pedro, ¿cuál era el propósito del sacrificio de Jesús? ¿Qué es lo que hace preciosa la sangre de Cristo?
  6. Cuando se tiene en cuenta el precio de la salvación, ¿qué dice eso sobre el valor de aquellos por los que fue pagado el precio?
  7. Lee Romanos 3:19. Explica el propósito de la ley del Antiguo Testamento.
  8. Lee Lucas 18:9-14. ¿Por qué es tonto basar nuestra relación con Dios en nuestras propias buenas obras?
  9. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: