fi-dios-y-la-politica

Vida y Relaciones

¿El ser cristiano debería cambiar mis puntos de vista políticos y mis expectativas del gobierno?

video link

Ir a las preguntas

Todos conocemos la famosa canción infantil de “Humpty Dumpty” (la canción del blanquillo o el huevo). Humpty Dumpty se ha caído del muro, se ha hecho añicos y necesita ser reparado. El rey y todos sus jinetes se involucran en el intento de hacerse cargo de este problema. Ellos sinceramente quieren hacer del mundo un lugar mejor, pero no funciona. Por desgracia, los creyentes también están recurriendo a nuestro gobierno para solucionar nuestros problemas y mejorar nuestro mundo. Estamos esperando una transformación en nuestras vidas y en las vidas de las personas que venga de nuestros funcionarios elegidos.

El problema

2 Crónicas 15:3-6 Por mucho tiempo los israelitas estuvieron sin el verdadero Dios, sin sacerdote que les enseñara y sin la ley que los instruyera; pero cada vez que estaban en dificultades y se volvían al Señor, Dios de Israel, y lo buscaban, lo encontraban. “En esos tiempos oscuros no se podía viajar con seguridad y los problemas perturbaban a los habitantes de todos los países. Nación luchaba contra nación, ciudad contra ciudad, porque Dios las afligía con todo tipo de dificultades;”

Aquí tenemos a la nación de Israel sin Dios, sin sacerdote que enseñara, y sin ley verdadera. El resultado es que las naciones se están levantando contra otras naciones y no hay paz en la tierra. Dios les ha inquietado con toda clase de calamidades. Si Dios es tu problema, entonces él es la única solución. Si Dios es tu problema, tu primera preocupación no debe ser “quién está en la Casa Blanca” pero debería ser “quién está en tu casa”. Si Dios es tu problema, tu tiempo no debe ser gastado en tener a la persona adecuada en Washington, sino en tratar de volver a Dios de tu lado.

La Iglesia

Una de las mayores enfermedades de nuestro tiempo es el SIDA. El SIDA en realidad no te mata, sólo te prepara para ser asesinado por alguna otra cosa. Te hace vulnerable a la neumonía, cáncer y otras bacterias. Tu sistema inmunológico se debilita y esto trae la destrucción de tu cuerpo. El sistema inmunológico de Dios para el mundo es la iglesia. La iglesia debe ser reconstruida. Una iglesia fuerte, como un sistema inmune fuerte, es lo que va a cambiar al mundo.

¿A quién representas?

Cuando se plantea la cuestión de cómo votar, mira a Josué Capítulo 5. Josue está en una misión de reconocimiento en busca de acabar con la ciudad de Jericó. Él ve un capitán de un ejército fuerte y le pregunta al lado de quien está. Josué sabe que si este capitán está de su lado será un gran miembro para el ejército de Israel. Sin embargo, también sabe que será un gran problema si él está del lado de Jericó. El capitán responde que él no está con ninguno de los dos lados, pero es el capitán del ejército del Señor y está aquí para adueñarse de la situación.

Dios no viaja en la parte posterior de cualquier animal, no en un burro o un elefante (refiriéndose a los animales que representan los dos partidos principales de los Estado Unidos). Él no es ni republicano o demócrata. Cuando vayas a votar, vota como uno que representa al Señor y Su reino. Cuando un partido de fútbol se juega, en realidad hay tres equipos en el campo. Los dos equipos están en completa oposición a los otros. Un equipo quiere ir en una dirección y el otro equipo de la manera opuesta. El tercer equipo en el campo son los oficiales. Están “en” el campo pero no son “del” campo. Pertenecen a otro “reino” y su trabajo es no escuchar el rugido de la multitud o las facciones que están resistiendo el uno contra el otro. Deben seguir el libro de jugadas de la Liga de Futbol Nacional (con sus siglas en inglés de NFL) que se les ha dado. Cada decisión que se hace en el campo refleja el libro que se les ha sido entregado y el “reino” que representan.

Como seguidores de Dios, nuestra atención debe centrarse en la representación de Dios en este mundo y en mirarlo como el único que puede unir las vidas en orden.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Te encuentras buscando al gobierno para resolver los problemas del día?
  4. ¿Cómo puedes ser más que un agente de cambio en tu comunidad?
  5. ¿Crees que Dios puede estar usando la confusión y tumulto en nuestro gobierno para acercar a las personas a él? Explica.
  6. Lee 2 Crónicas 15:3-6. ¿Se puede extraer paralelismos (cosas similares) entre la cultura descrita con lo que está sucediendo en el mundo de hoy?
  7. ¿Cómo crees que la iglesia debe involucrarse? ¿Hay algunas áreas donde piensas que la iglesia no debería participar?
  8. ¿Alguna vez pensaste en orar antes de votar y pedir la dirección de Dios? ¿Por qué o por qué no?
  9. ¿Hay algo que piensas que necesitas cambiar para que representes a Dios en primer lugar, y no a un partido político? Explica.
  10. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS