fi-3-ideas-malas-sobre-el-gobierno

Vida y Relaciones

Algunas personas ven al gobierno como un mal necesario. Otros creen que es la mejor esperanza para el cambio social. Pero ¿alguna vez te has preguntado qué piensa Dios sobre el gobierno?

Ir a las preguntas

Por allí dicen que hay dos cosas de las cuales nunca se debe hablar en una conversación: Dios y la política. Bueno, aquí hablaremos de las dos. La Biblia tiene mucho que decir acerca de los gobiernos. De hecho, Dios es el que establece los gobiernos humanos. Y la Biblia expone tres ideas malas de los gobiernos.

Jesús y el gobierno

En un ejemplo muy conocido, algunas personas trataron de tenderle una trampa a Jesús sobre sus puntos de vista sobre la política. Los fariseos y los herodianos se acercaron a Jesús con una pregunta sencilla, ¿es correcto o no que pagar impuestos? Esta no fue realmente una pregunta honesta. La Biblia nos dice que los fariseos estaban tratando de hacer caer a Jesús en una trampa.

Jesús respondió pidiendo una moneda. Luego le preguntó a la multitud que quién se encontraba en la moneda. La respuesta obvia era, por supuesto que “César”. Jesús les dio esta observación perspicaz.

Mateo 22:21-22 —Bien —dijo—, entonces den al César lo que pertenece al César y den a Dios lo que pertenece a Dios. Su respuesta los dejó asombrados, y se marcharon.

Una de las cosas que Jesús quería decir con esto es que hay una esfera de influencia que pertenece al gobierno que ha sido ordenado por Dios. Esta comprensión nos ayuda a desarmar tres ideas importantes pero malas acerca de Dios y el gobierno.

Idea mala #1: el gobierno debería decirnos qué creer

La mayoría de las personas que viven en los Estados Unidos entienden que esto es una mala idea. Sin embargo, ha habido muchos ejemplos en la historia de gobiernos tratando de forzar a la gente a seguir una fe en particular. Dios no tolera nada de esto. Dios no quiere que alguien sea obligado a seguirlo. Dios quiere que le sigamos de un corazón de fe.

Idea mala #2:  El gobierno debe anular la fe

En el extremo opuesto está la creencia de que la fe no debería tener nada que ver con el gobierno. Esta es una situación difícil para que un cristiano se mantenga firme. La Biblia deja claro que seguir a Jesús afecta cada parte de nuestras vidas. No podemos dejar de ser cristianos cuando vamos a la oficina, incluso si se trata de la Oficina Ovalada (la oficina del presidente en la Casa Blanca, The Oval Office. Como cristianos, tenemos que aprender a seguir a Jesús en el trabajo, sin querer meter a Jesús a la fuerza a alguien.

Idea mala #3: el gobierno no sirve para nada

Esto puede ser una opinión muy popular para la gente de hoy. Mucha gente está harta de cómo los gobiernos han actuado y de las muchas maneras en que no han podido hacerse cargo de las personas. Mucha gente piensa que el gobierno es inútil e incapaz de ayudar verdaderamente. Es importante darse cuenta de que Jesús vivió en un gobierno que era bastante inútil cuando se trataba de ayudar a los marginados de la sociedad. Pero Jesús no dijo que el gobierno no tenía ningún valor. Más bien, él enseñó que Dios le ha dado al gobierno un propósito, incluso si los distintos gobiernos no cumplen con ese propósito.

La verdad: Dios usa a los gobiernos para sus propósitos

La Biblia nos muestra que el gobierno es una herramienta que Dios usa para fomentar Sus propósitos en el mundo. Como el verdadero rey del universo, Dios usa el poder político para llevar a cabo Su plan en el mundo. No es la única forma en que trabaja en el mundo, pero es una de las maneras en que Lo vemos en acción.

Como resultado, el gobierno no es inherentemente malo. Más bien, juega un papel importante para Dios en los acontecimientos del mundo. A medida que leemos la Biblia encontramos que Dios es el que establece el gobierno, y él es el que está detrás de los que están en el poder. Y Dios cumple su voluntad, aun en medio de los gobiernos más rotos.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Lee Mateo 22:21-22. ¿Qué quiso decir Jesús en estos versículos?
  4. ¿Qué papel debe jugar la fe de una persona en su política?
  5. ¿Cómo podría usar Dios gobiernos o líderes corruptos para Sus propósitos?
  6. ¿Qué papel crees que Dios quiere que los cristianos tengan en la política?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS