Fe y Crecimiento

00a

Si bien estamos vivos físicamente, la enfermedad espiritual del pecado ha causado que nuestras almas esten muertas.

Ir a las preguntas

Esta es la lección 3 de 6 en la serie Enriquécete. Ver también la Edición Infantil y la Edeción Juvenil  de esta lección.



Uno de los programas más populares de televisión por cable de los últimos años se llama
The Walking Dead (Literalmente: El muerto andante, pero la traducción del programa es Los muertos vivientes). Es la historia más reciente en el género tan gustado de ciencia ficción de zombis: los muertos vivientes – los que están muertos, pero son capaz de caminar causando estragos. Pero la verdad es que esto no es sólo ciencia ficción, es la forma en que la Biblia describe la realidad de la condición humana.

La vida como los muertos vivientes

Efesios 2:1-3 Antes ustedes estaban muertos a causa de su desobediencia y sus muchos pecados. Vivían en pecado, igual que el resto de la gente, obedeciendo al diablo —el líder de los poderes del mundo invisible—, quien es el espíritu que actúa en el corazón de los que se niegan a obedecer a Dios. Todos vivíamos así en el pasado, siguiendo los deseos de nuestras pasiones y la inclinación de nuestra naturaleza pecaminosa. Por nuestra propia naturaleza, éramos objeto del enojo de Dios igual que todos los demás.

La Biblia dice que nuestro pecado nos había matado. Aquí no está hablando de la muerte física, pero de la muerte espiritual. Si bien podemos estar vivos físicamente, la enfermedad espiritual del pecado ha causado que nuestras almas estén muertas. Esto se debe a que el pecado nos separa de Dios que es la fuente de vida. No tenemos vida espiritual en absoluto sin su Espíritu que da vida en nosotros.

[Relacionado: Que significa que el pecado trae muerte]

Este pasaje dice que como zombis espirituales estamos dominados por algunas fuerzas peligrosas, incluyendo al diablo, al mundo pecaminoso y roto a nuestro alrededor y aun los deseos pecaminosos y rotos dentro de nosotros. Estas fuerzas espirituales mortales nos llevan a descender cada vez más hacia el dolor y la muerte. Y la consecuencia máxima y finita de este pecado es la ira eterna de Dios en el infierno.

El plan de rescate de Dios

La situación en la que nos encontramos es grave. Pero hay unas noticias sorprendentemente buenas en la Biblia.

Efesios 2:4-7 Pero Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos por causa de nuestros pecados, nos dio vida cuando levantó a Cristo de los muertos. (¡Es solo por la gracia de Dios que ustedes han sido salvados!)  Pues nos levantó de los muertos junto con Cristo y nos sentó con él en los lugares celestiales, porque estamos unidos a Cristo Jesús. De modo que, en los tiempos futuros, Dios puede ponernos como ejemplos de la increíble riqueza de la gracia y la bondad que nos tuvo, como se ve en todo lo que ha hecho por nosotros, que estamos unidos a Cristo Jesús.

El versículo 4 contiene dos de las palabras más grandes de toda la Biblia: “pero Dios.” Eso nos muestra que Dios nos ama demasiado como para dejarnos en un estado tan horrible, por lo que creó un plan para rescatarnos de nuestro pecado. Ha habido muchos grandes rescates a través de la historia, pero ninguno se compara al rescate eterno que Dios ideó. Es realmente sorprendente porque a fin de rescatarnos de la muerte, él mismo eligió morir. Jesús, como Dios en la carne, recibió la pena máxima de muerte que merecíamos en la cruz. Su muerte valió por nosotros. Pero ese no fue el final de la historia. Dios levantó a Jesús de entre los muertos y su promesa a todos los que confían en Jesús es que Su nueva vida se convertiría en la vida de ellos también. Del mismo modo que Su muerte valió por nosotros, Su nueva vida nos trae nueva vida.

[Related: Why Was Jesus Death Necessary]

Es natural pensar que tendríamos que ganar o llegar a ser dignos de un regalo como éste, pero no importa lo duro que tratemos, nunca podremos ser dignos. .Así que Dios ofrece este regalo a todos los que simplemente creen y ponen su fe en Jesucristo.

Efesios 2:8-9  Dios los salvó por su gracia cuando creyeron. Ustedes no tienen ningún mérito en eso; es un regalo de Dios. La salvación no es un premio por las cosas buenas que hayamos hecho, así que ninguno de nosotros puede jactarse de ser salvo.

Nuestro rescate no es una recompensa por buen comportamiento, es un regalo que recibimos por fe. Cada vez que tratamos de añadir nuestros propios esfuerzos para el rescate, ¡sólo lo estropeamos! Pero entonces, después de que experimentamos este rescate por la fe y somos vivificados con Jesús, allí es cuando comienza la vida verdadera y real.

Ahora podemos realmente estar vivos

Antes de Cristo, parecía que estábamos vivos por fuera, pero por dentro –  en nuestras almas – estábamos muertos. Pero ahora en Cristo podemos empezar a vivir de verdadera vida que Dios ha planeado para nosotros.

Efesios 2:10 Pues somos la obra maestra de Dios. Él nos creó de nuevo en Cristo Jesús, a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás.

El deseo de Dios para nosotros no es que tengamos una mera existencia, sino una vida llena de significado y propósito. Tiene un recorrido de “cosas buenas” planificado para que hagamos. Estas no son listas de lo que hay que hacer y de lo que no hay que hacer, pero una vida de buscar de él con todo el corazón. Esta búsqueda de Dios comienza con confiar en Jesús, después vivir para honrar a Dios y luego ir en círculo completo de ayudar a otros a buscar de Dios.

Así que la pregunta que todos tenemos que enfrentar es:  ¿Somos zombis espirituales que parecen estar vivos pero están muertos en el interior? o ¿estamos realmente vivos? Si te das cuenta de que eres un zombi, la buena noticia es que Dios ha provisto un plan de rescate para que puedas ser vuelto a la vida a través de la fe en Jesús.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Tienes una película o programa favorito de zombis? ¿Por qué crees este género es tan popular y perdurable?
  4. Lee Efesios 2:1. ¿Qué significa que estamos “muertos” en nuestros pecados? ¿Por qué es esto una situación tan grave?
  5. Describe las diferentes fuerzas espirituales a las que hace referencia los vs. 2-3. ¿Cómo cada uno de estos tienen un efecto negativo en nuestra vida?
  6. ¿Alguna vez has sido rescatado de algo? Comparte la historia rápidamente. ¿Cómo te hizo sentir ese rescate?
  7. Lee Efesios 2:4. ¿Por qué crees que Dios escogió rescatarnos en lugar de simplemente dejarnos experimentar las consecuencias que merecemos? ¿Qué  impulsa su amor y misericordia?
  8. ¿Por qué la cruz tanto como la resurrección fueron necesarias para este plan de rescate?
  9. Lee Efesios 2:8-9. ¿Por qué crees que Pablo tuvo que recalcar el punto de que no podemos tomar el crédito por nuestra salvación? ¿Qué hay en los seres humanos que nos hace querer, o sentir como que tenemos que ganar nuestra salvación?
  10. Lee Efesios 2:10. Describe algunos elementos que pueden y deben verse en la nueva vida cristiana. Se específico.
  11. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: