Vida y Relaciones

Tenemos que preocuparnos por el dinero, ¿verdad? Ve lo que Jesús tiene que decir al respecto.

Ir a las preguntas

Este artículo trata de una historia de Lucas 12. En esta historia Jesús se encuentra con alguien cuyo enfoque y preocupación en la vida es el dinero. Jesús comparte algunas verdades importantísimas con este hombre, y tal verdad también la podemos aplicar para nosotros hoy en día.

Ir tras el dinero por encima de Dios es necedad

Jesús acaba de haber enseñado sobre un tema muy importante cuando se le acercó un hombre. Él estaba rodeado por miles de personas y este hombre tuvo que haber peleado para poder haber llegado hasta Jesús, pero todo lo que tuvo que decir fue algo sobre el dinero.

Lucas 12:13-15 Entonces alguien de la multitud exclamó: “Maestro, por favor, dile a mi hermano que divida la herencia de nuestro padre conmigo.” Jesús le respondió: “Amigo, ¿quién me puso por juez sobre ustedes para decidir cosas como ésa?”  Y luego dijo: “¡Tengan cuidado con toda clase de avaricia! La vida no se mide por cuánto tienen.”

El hombre dejó bien en claro que es lo que más le importaba con solo unas palabras. Jesús se sorprendió por lo que le dijo. Básicamente, pregunto por qué este hombre lo molestaba con este tema del dinero. Le da una advertencia a este hombre que todos deberiamos tomarla en serio. Él contó una parábola importante.

Lucas 12:16-21 Luego les contó una historia: “Un hombre rico tenía un campo fértil que producía buenas cosechas. Se dijo a sí mismo: “¿Qué debo hacer? No tengo lugar para almacenar todas mis cosechas”. Entonces pensó: “Ya sé. Tiraré abajo mis graneros y construiré unos más grandes. Así tendré lugar suficiente para almacenar todo mi trigo y mis otros bienes. Luego me pondré cómodo y me diré a mí mismo: ‘Amigo mío, tienes almacenado para muchos años. ¡Relájate! ¡Come y bebe y diviértete!’”  “Pero Dios le dijo: “¡Necio! Vas a morir esta misma noche. ¿Y quién se quedará con todo aquello por lo que has trabajado?” “Así es, el que almacena riquezas terrenales pero no es rico en su relación con Dios, es un necio.”

Aquí es donde Jesús entra al corazón del asunto. Básicamente dice que no importa cuanto dinero tengas, si descuidas tu relación con Dios eres un necio. Al poner al dinero antes de a Dios esencialmente estás haciendo un ídolo del dinero al cual empezaras a adorar.

[Relacionado: Ten cuidado co 4 ídolos modernos]

Si no tienes dinero y estás consumido por la preocupación entonces no confías en Dios.

Lucas 12:22-30 Luego, dirigiéndose a sus discípulos, dijo: “Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento para comer o suficiente ropa para vestirse. Pues la vida es más que la comida, y el cuerpo es más que la ropa. Miren los cuervos. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque Dios los alimenta. ¡Y ustedes son para él mucho más valiosos que cualquier pájaro! ¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida? Y, si por mucho preocuparse no se logra algo tan pequeño como eso, ¿de qué sirve preocuparse por cosas más grandes?”… “No se inquieten por lo que van a comer o lo que van a beber. No se preocupen por esas cosas. Esas cosas dominan el pensamiento de los incrédulos en todo el mundo, pero su Padre ya conoce sus necesidades.”

Jesús nos está diciendo que cuando dejamos que cosas como el dinero, comida o vestimenta domine nuestras mentes que estamos actuando como no creyentes. Sí verdaderamente seguimos a Jesús debemos confiar que Dios proveerá y no deberíamos preocuparnos por el dinero. Cuando nos preocupamos le decimos a Dios que no confiamos en él.

[Relacionado: Cómo saber si estás poniendo al dinero por encima de Dios]

La única manera de superar la preocupación y encontrar la verdadera seguridad y felicidad es buscar de Dios primero.

Si pones todo tu enfoque en Dios entonces no tendrás porque preocuparte.

Lucas 12:31 Busquen el reino de Dios por encima de todo lo demás, y él les dará todo lo que necesiten.

La seguridad financiera no es donde encontraremos paz, comodidad ni gozo. Estas cosas vendrán al buscar de Dios primeramente. Dios debe ser tu prioridad principal. Y buscar de Dios primeramente es simple. Todo lo que requiere es confiar en Jesús, honrar a Dios y ayudar a otros. No tenemos que preocuparnos por las finanzas porque Dios está de nuestro lado. Debemos encontrar consuelo en esto y entregarle nuestras ansiedades a Él. Debemos mantener nuestros ojos puestos en Él y buscarlo con todo nuestro corazón.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. En una escala del 1 al 10, cuanto te preocupas por el dinero?
  4. ¿Cuáles son algunas señales de que estás yendo tras el dinero antes de Dios?
  5. ¿Cuál es la diferencia entre la preocupación no saludable y un planeamiento financiero responsable?
  6. ¿Por qué nuestra actitud al dinero está tan relacionado a nuestra confianza en Dios?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS