Equipos y Liderazgo

Establecer un ambiente de relación sana es esencial para levantar un grupo de conexión. Aquí están algunos consejos sobre cómo empezar bien.

Ir a las preguntas

Establecer un ambiente de relación sana es esencial para levantar un grupo de conexión. Esto implica generar confianza. Es por eso que es tan importante establecer el tono relacional desde el principio. Aquí hay algunos consejos sobre cómo crear y mantener un ambiente de confianza para ayudarte a que empieces bien.

Establece el tono dando la bienvenida

Se amistoso. Comparte comida. Antes de que el grupo comience, está preparado para hacer preguntas individualmente que involucren a las personas: ¿de dónde eres?, ¿qué te gusta hacer?, etc. Inicia conversaciones. Presenta a la gente entre sí. La gente volverá si se sienten bienvenidos y si empiezan a hacer amigos. Puede que ayude comenzar la lección con una pregunta para romper el hielo, especialmente durante las primeras semanas o cuando hay recién llegados.

[Tema relacionado: Los rompehielos]

Espera alguna incomodidad al principio

La gente, por naturaleza, son un poco cautelosas cuando un grupo apenas empieza. Dale a la gente permiso para sentirse de esa manera, sabiendo que mejorará. Se paciente con el grupo mientras las personas se conectan. No te apresures en el tiempo relacional para llegar a la lección. No necesitas marcar un gol de buenas a primeras. Tómate tu tiempo y sigue trabajando.

No seas raro

No hagas las cosas que hacen que las personas se sientan incómodas, como pedirle a la gente a compartan cosas privadas, o se toquen entre sí, o hacer algún tipo de actividad en grupo algo excéntrica. Si no estás seguro de lo que es y lo que no es raro, pídele a tu co-líder que te diga lo que ha observado sobre tus ideas o lo que haces. Es posible que tengas menos que comentar mientras las personas se familiarizan entre sí. Ponte en los zapatos de un recién llegado o persona no familiarizada con las cosas de la iglesia. Date cuenta que las personas que han asistido a la iglesia o a los grupos de conexión por un tiempo pueden olvidar fácilmente lo que parece extraño para un recién llegado. No asumas que lo que se ha hecho cómodo para ti no parecerá extraño para ellos.

Establecer reglas básicas para el grupo en las primeras semanas

Algunas reglas básicas ayudan a la gente a entender cómo los miembros del grupo deben tratar a los demás, incluyendo cosas como la confidencialidad, escuchar a los demás, y aceptarse el uno al otro sin juzgar. Modela esto para el grupo. Habla de estas reglas durante las primeras semanas. Se puede hablar aquí y allá de un par de ellos todas las semanas. Refuerzalas cada cierto tiempo a medida que se necesite.

[Tema relacionado: Reglas básicas para los grupos de conexión]

Sólo tienes una oportunidad para construir un ambiente de confianza cuando se inicia el grupo. Si las personas no se sienten seguras y amadas, no volverán. ¡Comienza tu grupo con el pie derecho!

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Piensa en algunas preguntas que puedes hacer para ayudar a que una persona se sienta bienvenido cuando entra por la puerta la primera vez.
  4. ¿Por qué las personas se sienten incómodas al asistir por primera vez a un grupo nuevo? ¿Qué se puede hacer para aliviar esa sensación?
  5. ¿Cuáles son algunas cosas que podrían parecer normal a un veterano, pero raras para un recién llegado?
  6. ¿Cómo las reglas básicas del grupo ayudan a establecer el tipo de ambiente relacional adecuado?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS