Equipos y Liderazgo

Luces brillantes y gran música. Cantando apasionadamente y transiciones suaves. Pantalones vaqueros/ jeans y buenos zapatos. Estas son algunas cosas que vienen a la mente cuando pensamos en las culturas de adoración en estos días. Pero ¿cuál es el corazón de la adoración? ¿De qué se trata y cómo podemos evitar las trampas para que no se convierta en algo para lo que nunca fue destinado? Aquí están algunas ideas que te ayudarán a mantenerte en el camino correcto.

Ir a las preguntas

A pesar de que tu iglesia pueda tener buena música en un domingo y el grupo de adoración sabe sus partes y transiciones, la adoración es mucho más que música. Aunque las categorías que te daremos a continuación se aplican a la vida en general, también son categorías que también puedes seguir en la adoración musical en particular para que nuestro objetivo se mantenga fiel al corazón de la adoración.

La adoración es para Dios

Incluso si no cantamos y alabamos a Dios, la Biblia dice que las piedras clamarian en alabanza. Toda la creación alaba a Dios. Es nuestro privilegio y un gran honor alabarle nosotros mismos. Además, ¡que honor adicional el guiar a su pueblo en Su alabanza! Dios es digno de nuestra adoración y alabanza simplemente por ser quien es.

Colosenses 1:16 …Todo fue creado por medio de él y para él.

En el cielo, los ángeles adoran a Dios continuamente y por toda la eternidad. ¡Lo mismo ocurrirá con nosotros! Esto es por lo que realmente fuimos creados: para la adoración.

La adoración se trata de Dios

No es sólo que la adoración es de Dios, sino que se trata de él. Los salmos declaran repetidamente las obras de Dios y hablan de su carácter y sus hechos poderosos. Mientras más cantamos la verdad sobre quién es Dios, no sólo llegamos a una mayor comprensión de quién es tanto a través de la revelación como del recordatorio, pero también ofrecemos un ministerio de testimonio para aquellos que no le conocen aún. De este modo, llegamos a conocer a Dios aún más al adorarlo.

La adoración es para Dios

A pesar de que es excelente cantar sobre Dios, cantarle a Dios es una forma de intimidad en la adoración. En otras palabras, la adoración en ese momento es un regalo para él. Al igual que la mujer derramó su perfume caro en los pies de Jesús en adoración, también nosotros tenemos la oportunidad de expresar nuestro corazón a Dios, dándole las gracias por lo que es y lo que ha hecho y por decidir tener una relación con nosotros.

Salmos 30:4 ¡Canten al Señor, ustedes los justos!  Alaben su santo nombre.

La adoración reconoce la necesidad

Jesús dice que él desea adoradores fieles que le adoren en espíritu y verdad. Tal vez la mayor verdad es reconocer que no somos nada fuera de la obra terminada de Cristo en la cruz y estamos totalmente perdidos sin él. Cuando aceptamos esta realidad y venimos en adoración con una actitud de entrega y humildad, estamos en el mejor lugar para adorar. Cuando nuestros planes fracasan como músicos para una ejecución perfecta de un conjunto de canciones o una canción, a menudo sirve como un excelente recordatorio de por qué estamos allí realmente: para dar gracias a Dios de que podemos confiar plenamente en él y no en nosotros mismos. Como alguien dijo una vez, la mayor necesidad que tienes es reconocer que tienes necesidad, y la necesidad más grande de todos fue suplida por Cristo en la cruz.

2 Corintios 12: 9  Cada vez que él me dijo: “Mi gracia es todo lo que necesitas; mi poder actúa mejor en la debilidad”. Así que ahora me alegra jactarme de mis debilidades, para que el poder de Cristo pueda actuar a través de mí.

La adoracion involucra nuestro corazón

Cuando nos encontramos cara a cara con nuestro propio quebrantamiento fuera de Dios, se nos recuerda de lo mucho que Cristo ha hecho por nosotros en la cruz. Esta realización produce el agradecimiento que compromete nuestros corazones en adoración. El dicho, “que sale del corazón,” es un recordatorio de que cuando estamos vertiendo nuestra adoración de corazón es lo más auténtico posible. La Biblia también dice que del corazón, habla la boca.

Mateo 12:34 Pues lo que está en el corazón determina lo que uno dice.

Si tenemos gratitud en nuestro corazón saldrá en adoración. Cuando esto sucede, vemos el espíritu de la adoración como la parte más importante de nuestra adoración. Por supuesto, la excelencia en la música es importante y también queremos hacer nuestra adoración en grupo ordenada y comprensible, pero como dice 1 Samuel 16:7, Dios mira el corazón.

1 Samuel 16:7 …El Señor no ve las cosas de la manera en que tú las ves. La gente juzga por las apariencias, pero el Señor mira el corazón.

Sí obtenemos el orden correcto – adorar a Dios en primer lugar desde el corazón y luego hacerlo comprensible a los demás – esta será la mejor manera de honrar a Dios en nuestra adoración y también lo más atractivo para alguien que no le conoce aún.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Lee Colosenses 1:16. ¿De qué manera la adoración alude a la idea de que todo es para Cristo?
  4. Si tuvieras que resumir la adoración en una frase, ¿cuál sería? ¿Es diferente ahora que antes de esta conversación?
  5. Piensa en los mejores tiempos de adoración musical en los que participaste. ¿Qué lo hizo tan significativo para ti?
  6. ¿Cuál de las categorías de adoración mencionadas anteriormente te fluyen naturalmente? ¿En cuáles puedes crecer en entendimiento y en aplicarlas?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS