Vida y Relaciones

El primer principio para los matrimonios saludables redefine el amor en una cultura que enfatiza los sentimientos. De acuerdo con la Biblia, el amor marital es una decisión.

Ir a las preguntas

Esta es la lección 1 de 3 en la serie Principios básicos del matrimonio.


El primer principio para los matrimonios saludables redefine el amor en una cultura que enfatiza los sentimientos. De acuerdo con la Biblia, el amor marital es una decisión.

El amor marital no se basa en sentimientos

El problema con los sentimientos es que siempre cambian. Las personas son volubles. Los sentimientos pueden ser peligrosos y nos pueden descarrilar, especialmente cuando se refiere a una relación. Un matrimonio saludable no se construye en sentimientos ni en emociones.

[Relacionado: Tu tipo de personalidad y tu matrimonio]

El amor marital se basa en una promesa

El amor marital en la Biblia está basado en una promesa. Cuando un hombre y una mujer se unen en matrimonio, están haciendo un convenio – un compromiso. No es un contrato, donde sí se falla en cumplir tu parte del convenio puede resultar fácilmente en divorcio. Dios quiere que luchemos por nuestros matrimonios, que nos mantengamos firmes por nuestros cónyuges en lo bueno y en lo malo.

Proverbios 20:25  No te acorrales al hacer una promesa apresurada a Dios  y calcular el costo después.

[Relacionado: cómo apartar a tu esposa]

Principio #1 del matrimonio: El amor es una decisión, no solo un sentimiento

Si deseas un matrimonio saludable, este comienza con cómo defines el amor. Los sentimientos no son malos – más van y vienen. Lo valiente del amor marital es la parte de la decisión.

[Relacionado: Lenguajes de amor]

La analogía máxima: Cristo y la iglesia

La mayor demostración de amor en la historia está en la cruz. Cuando Jesús murió en la cruz, Él estaba demostrando el amor sacrificial. Él no sintió morir esa muerte tan dolorosa, pero lo hizo por amor. Dios había hecho un pacto mucho tiempo atrás, y mostró que fue fiel. La Biblia usa el matrimonio como una analogía para este acto increíble de amor. El matrimonio es una imagen de Jesús y la iglesia.

Efesios 5:25-27 Para los maridos, eso significa: ame cada uno a su esposa tal como Cristo amó a la iglesia. Él entregó su vida por ella a fin de hacerla santa y limpia al lavarla mediante la purificación de la palabra de Dios. Lo hizo para presentársela a sí mismo como una iglesia gloriosa, sin mancha ni arruga ni ningún otro defecto. Será, en cambio, santa e intachable.

[Relacionado: ¿Amas a tu esposa como Cristo te ama?]

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Haz dos listas: (1) como los sentimientos pueden ser buenos (2) como los sentimientos causan problemas. ¿Cómo han los sentimientos afectado tu matrimonio, positiva y negativamente?
  4. Lee Proverbios 20:25. Viendo hacia el pasado, ¿piensas que entendiste el compromiso que estabas haciendo el día de tu boda? ¿Cuáles promesas han sido más difíciles de mantener?
  5. Haz una lista de las decisiones o sacrificios que has tenido que hacer por tu matrimonio. ¿Cómo llegaste a esas decisiones?
  6. Lee Efesios 5:25-27. ¿Qué hizo Cristo para apartar a su esposas (la Iglesia)? ¿Qué significa para ti el apartar a tu cónyuge en el matrimonio?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: