Vida y Relaciones

Quieres honrar a Dios cuando te enfrentas a una decisión importante. Pero, ¿cómo sabes lo que Dios quiere? Cuando no estás seguro de las grandes decisiones y planes para el futuro, puedes tener la confianza de que Dios te guiará al mejor camino.

Ir a las preguntas

Puedes confiar que Dios te guiará.

Dios nunca promete revelar de antemano los detalles de nuestro futuro. Pero él sí prometer que está activamente guiando y dirigiendo nuestras vidas.

Proverbios 16:9 Podemos hacer nuestros planes, pero el Señor determina nuestros pasos

Adelante, toma las mejores decisiones que puedas, confiando que en tus planes, Dios estará dirigiendo tus pasos. Aquí hay algunos factores a considerar cuando trates de hacer los mejores planes posibles.

Dios guía a través de la Biblia.

La gran mayoría de la voluntad de Dios para tu vida ya se ha revelado en la Biblia. Esto incluye las verdades que se aplican a todos los cristianos. Así que la Biblia es siempre el punto de partida correcto.

Salmo 119:105 Tu palabra es una lámpara que guía mis pies  y una luz para mi camino.

Si la decisión va en contra de lo que dice la Biblia, es evidente que No es la voluntad de Dios.  Pero muchas de las decisiones de la vida no se detallan en las páginas de la Biblia. ¿Entonces, qué?

Dios guía a través de las personas.

No tomes decisiones sin obtener asesoramiento.

Proverbios 15:22 Los planes fracasan por falta de consejo; muchos consejeros traen éxito.

Asegúrate de hablar con las personas adecuadas, los que aman a Dios y entendien su palabra. No solamente preguntes con el fin de confirmar lo que quieres oír. ¡Escucha a lo que dice la gente!

Dios guía a través de su Espíritu.

La Biblia nos da muchos ejemplos de cómo Dios ha dado a conocer su guianza directamente a su pueblo de una manera personal. Él puede guiar a través de un sueño, una visión, o una pequeña voz que habla a tu espíritu conforme buscas la voluntad de Dios.

Hechos 13:2 Cierto día, mientras estos hombres adoraban al Señor y ayunaban, el Espíritu Santo dijo: “Consagren a Bernabé y a Saulo para el trabajo especial al cual los he llamado”.

No sabemos cómo el Espíritu Santo habló a los líderes de esta iglesia, pero a medida que oraban y adoraban, claramente percibieron Su guianza.

A través de la oración, Dios puede darte un pensamiento, una idea, o una sensación profunda de convicción o claridad. Pero es fácil confundir nuestros deseos con la voluntad de Dios. Cualquier tipo de guianza interna que creas que es del Espíritu debe alinearse rectamente con la Biblia, y también debe ser confirmado por los cristianos maduros.

Tu carácter importa más que tus circunstancias.

A menudo nos sofocamos acerca de cómo obtener los detalles de la Palabra de Dios correctamente. Pero lo que es más importante para Dios es en qué tipo de persona te está convirtiendo. A Dios le importa de que estés viviendo para honrarlo y para ayudar a otros a buscar de él, no importando donde vivas o trabajes.

1 Tesalonicenses 4:3 La voluntad de Dios es que sean santos …

No importa dónde vivas o qué trabajo tomes, A Dios le importa más que vivas para honrarlo y ayudes a otros a buscarlo.

Tu actitud hace toda la diferencia.

Si quieres experimentar la guianza de Dios, debes ser “guiable”. Para conocer la voluntad de Dios, necesitas haberte entregado con anticipación a la voluntad de Dios, resulte lo que resulte.

Salmo 32:8-9 El Señor dice: “Te guiaré por el mejor sendero para tu vida; te aconsejaré y velaré por ti. No seas como el mulo o el caballo, que no tienen entendimiento,  que necesitan un freno y una brida para mantenerse controlados”.

Una mula terca debe ser forzada por la presión y el dolor para que vaya de una manera determinada. Pero si eres humilde y enseñable, Dios promete que te guiará a lo largo del mejor camino posible para tu vida. Pueda que no te revele los detalles por adelantado. Pero a medida que confíes en que Dios sabe lo que es mejor, ¡será lo mejor!

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Lee Proverbios 16:9. ¿Alguna vez has visto esto pasar en tu vida? Habla de cómo sucedió.
  4. Lee Proverbios 15:22. ¿Quiénes son algunos de los sabios en los que confías para ayudarte a discernir la dirección de Dios? ¿Por qué confías en ellos?
  5. ¿Cuál es la voluntad de Dios para tu carácter o estilo de vida en general? Enumera varias cosas.
  6. ¿Siguieras la voluntad de Dios, aún si fuera en contra de lo que realmente quisieras? ¿Por qué o por qué no?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: