Equipos y Liderazgo

Dios desea que lo adoremos de muchas maneras más que sólo con la adoración musical. En este artículo, examinaremos otras maneras en que podemos adorarlo fuera de la música.

Ir a las preguntas

La adoración es el acto de atribuir valor a algo o alguien. Como seres humanos, todos adoramos a algo; y ojalá, que hayamos escogido adorar a Dios. Como seguidores de Cristo, se nos dice que debemos adorarlo a Él y solo a Él, porque nada debe venir antes de nuestra relación con Jesús. Cuando muchos de nosotros escuchamos la frase ‘adorar a Dios’, lo igualamos a la adoración colectiva y musical en un servicio de la iglesia. Si bien este es un aspecto importante de la adoración, es sólo una de las muchas maneras en que podemos atribuir valor a Dios.

Romanos 12:1 Por lo tanto, amados hermanos, les ruego que entreguen su cuerpo a Dios por todo lo que él ha hecho a favor de ustedes. Que sea un sacrificio vivo y santo, la clase de sacrificio que a él le agrada. Esa es la verdadera forma de adorarlo.

Dios desea que nosotros le demos toda nuestra atención, adoración, tiempo y enfoque. Todo lo que hagamos en la vida debe ser un acto de adoración a Él por todo lo que ha hecho por nosotros. En Juan 4, Jesús nos llama a “adorar en espíritu y en verdad.” Cuando Jesús dijo esto, Él estaba hablando con una mujer samaritana que le estaba preguntando por el mejor lugar para adorar. Jesús le contestó: “—Créeme, querida mujer, que se acerca el tiempo en que no tendrá importancia si se adora al Padre en este monte o en Jerusalén.” Jesús nos dice que debemos adorarle no importa dónde estamos y sin importar lo que estamos haciendo.

Si bien hay muchas maneras de adorar a Dios fuera de la adoración musical, echemos un vistazo a tres formas prácticas en las que podemos adorar a Dios con toda nuestra vida: oración, servicio y dando.

Oración

La oración es muy importante para Dios, ya que es una manera reciproca de amarlo a través de la comunicación. 1 Crónicas 16:29 dice, “¡Denle al Señor la gloria que merece!…” Dios quiere que vengamos directamente ante Él y reconozcamos todo lo que Él ha hecho por nosotros. 1 Tesalonicenses 5:17 nos dice que nunca dejemos de orar. Esto significa que debemos estar constantemente enfocados en Dios en oración durante el día.

Servicio

Después, adoramos a Dios con nuestra vida  sirviendo. Esto no sólo incluye el servicio en nuestra iglesia, pero en cómo servimos a la gente fuera de ella. Si somos seguidores de Jesús, estamos siguiendo un siervo. Gálatas 5:13 nos manda a servirnos mutuamente en amor. Cuando elegimos amar prácticamente y servir a otros, también estamos amando y sirviendo a Dios. Busca maneras de servir en tu iglesia, la comunidad y especialmente a tu familia.

Dar

Por último, adoramos a Dios dando. Esto puede ser dando tu tiempo, talentos o finanzas. Hay un sinnúmero de versículos en la Biblia sobre cómo damos; pero inherentemente tienen el mismo mensaje: Dar a los demás porque Dios te dio a ti. Dar financieramente es muy importante, pero el dinero no es lo único que puedes dar. También podemos dar de nuestro tiempo y talentos. Independientemente de lo que estamos dando, aquí hay tres consejos que nos ayudarán a dar bien:

  • Da sacrificalmente
  • Da con regularidad
  • Da proporcionalmente

Dios nos ha bendecido con muchas cosas, así que Él se complace cuando damos a los demás. No importa cuánto dinero, tiempo o talentos tengamos, todos podemos dar algo. Solo tú sabes cuán generoso puedes ser con lo que Dios te ha dado.

Puedes adorar a Dios con tu vida de estas maneras, así como en muchas otras. Si no estás seguro de cómo adorarlo a lo largo de cada día, empieza preguntando en oración.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Qué piensas cuando escuchas la palabra “adoración”?
  4. ¿Por qué deberíamos adorar a Dios más que solo en la iglesia?
  5. Lee Juan 4:19-26. Basado en este versículo, ¿qué piensas que significa adorar a Dios en espíritu y en verdad? ¿Cómo afecta esto  a nuestro diario vivir?
  6. ¿Qué es más fácil para ti: orar, servir o dar? ¿Cual es el más fácil? Explica.
  7. ¿Cuáles son algunas maneras en las que puedes adorar a Dios en tu vida?
  8. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS