Fe y Crecimiento

Jesús advierte cómo la idolatría y la inmoralidad pueden alejar a la gente de Dios.

Ir a las preguntas

Esta es la lección 5 de 9 en la serie Señales de advertencia.


Jesús advierte cómo la idolatría y la inmoralidad nos alejará de Dios. La idolatría y la inmoralidad no es algo nuevo; son prácticas antiguas envueltas en ropa nueva para el siglo 21. Hace dos mil años Jesús escribe una de sus siete cartas a una pequeña iglesia, en una ciudad relativamente oscuro, en el medio de la nada. Y lo que quiere es centrarse en cómo la adoración de ídolos y la inmoralidad sexual apartan a la gente de Dios.

Los primeros seguidores de Jesús enfrentaron un dilema difícil

La ciudad de Tiatira era un lugar muy difícil para vivir si eras cristiano. Cada local de comercio tenía su propio dios guardián, deidad patrona o ídolo pagano en honor a quien se le celebraban fiestas-completas con carne sacrificada a los ídolos y abundante inmoralidad sexual. En otras palabras, la idolatría y la inmoralidad sexual estaba suelta en esta ciudad. Se parece mucho a lo de hoy en día, ¿no?

Jesús comienza afirmando algunas cosas sobresalientes de sus seguidores.

Apocalipsis 2:19Yo sé todo lo que haces; he visto tu amor, tu fe, tu servicio y tu paciencia con perseverancia. Y veo tu constante mejoría en todas estas cosas.”

[Relacionado: Los atributos únicos de Dios | Principios bíblicos para nuevos creyentes #2]

Jesús está contento con su amor, fe y servicio a Dios y a la gente. Incluso les felicita por su mejora constante en estas áreas.

La idolatría y la inmoralidad te alejan de Dios

Lamentablemente, la gran afirmación de Jesús hacia la gente rápidamente se convierte en una gran acusación. Jesús tiene algunos problemas serios con su pueblo.

Apocalipsis 2:20 “Pero tengo una queja en tu contra. Permites que esa mujer —esa Jezabel que se llama a sí misma profetisa— lleve a mis siervos por mal camino. Ella les enseña a cometer pecado sexual y a comer alimentos ofrecidos a ídolos.”

[Relacionado: El corazón quiere lo que quiere | Ídolos #1]

Al parecer, había una mujer fuerte en la iglesia que se consideraba a sí misma una profetisa, quien fue apodado Jezabel, y tomó un papel activo en la enseñanza de la iglesia. Ella enseñó un “estilo de vida alternativo” al pueblo de Dios, a favor a que participaran en comidas en memoria de los muertos y se involucraran en la inmoralidad sexual. En la Iglesia de Tiatira este tipo de mujer Jezabel abogaba por la idolatría y la inmoralidad al igual que Jezabel en el Antiguo Testamento hizo.

Lo que sucede en Las Vegas nunca se queda en Las Vegas

Seguro que has escuchado la frase: “Lo que sucede en Las Vegas se queda en Las Vegas.” Hace dos mil años podrías haber también dicho, “Lo que pasa en Los Gremios de Comercio se queda en los Gremios de Comercio.” la triste realidad en aquel entonces, al igual que lo es hoy, es que estas frases son sólo consignas/slogans falsas, publicidad convincente disfrazada para ayudarnos a racionalizar y justificar nuestro pecado. Estos son juegos peligrosos que pueden conducir a consecuencias devastadoras.

Lo que la gente de Dios se olvidó era que Jesús, con ojos de fuego ardiente estaba viendo este tipo de comportamiento inaceptable. Jesús podía ver a través de sus justificaciones y racionalizaciones son su visión láser. Podía ver su compromiso y corrupción. Y al igual que un guerrero fuerte, los enfrentó con la realidad que amaban a sus ídolos y sus deseos más de lo que lo amaban a Él. Estaban más preocupados y consumidos con la idolatría y la satisfacción sexual de lo que estaban con él.

Apocalipsis 2:21-22 Le di tiempo para que se arrepintiera, pero ella no quiere abandonar su inmoralidad. “Por lo tanto, la arrojaré en una cama de sufrimiento, y los que cometen adulterio con ella sufrirán terriblemente, a menos que se arrepientan y abandonen las maldades de ella.

Nota que Jesús fue muy paciente con esta mujer y sus seguidores. La Biblia, desde sus primeras páginas hasta el final, declara la paciencia de Dios. Porque nos ama sufre mucho con nosotros; nos da tiempo para apartarnos de nuestro pecado y de acercarnos a él. Lo hace porque no quiere que nadie se pierda de estar en el cielo con él.

[Relacionado: El Plan de Dios para lidiar con los hábitos]

Jesús te anima a aferrarte a él por tu vida

La idea aquí es aferrarte a Jesús y a sus enseñanzas con todas tus fuerzas y saber que tu vida depende de ello.

Apocalipsis 2:24-25 “Pero también tengo un mensaje para el resto de ustedes en Tiatira, los que no han seguido esa falsa enseñanza (“verdades más profundas”, como ellos las llaman, que en realidad son profundidades de Satanás). No les pediré nada más, solo que retengan con firmeza lo que tienen hasta que yo venga.”

¡En la cultura corrupta que vivimos, la única respuesta para no quedar atrapados en la idolatría y la inmoralidad es de aferrarte fuertemente a Jesús y sus enseñanzas con todo lo que tienes! No escuches a los falsos maestros o sigas una cultura corrupta. En su lugar, mantente agarrado como sea posible de Jesús y sus enseñanzas para proteger tu relación con él.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Comparte de un momento en que te perdiste en algún lugar en medio de la nada.
  4. Un ídolo es cualquier cosa o cualquier persona que toma el lugar de Dios en nuestras vidas. Haz una lista de posibles ídolos hoy en día.
  5. Lee Apocalipsis 2:19 y comparte algunas maneras que has visto personas que manifiesten estas cualidades. ¿Hay un área en esta lista en la que has crecido en este año? Explica.
  6. Lee Salmo 139:1-3 y di por qué piensas que “Lo que pasa en Las Vegas no se queda en Las Vegas”.
  7. Lee 2 Pedro 3:9 y comparte con el grupo lo que piensas que Dios está diciendo en este versículo.
  8. Comparte un momento en que tú o alguien que conoces pensó que estaban saliéndose con la suya solo para darse cuenta que no es así, no des nombres, por favor.
  9. Te puedes identificar con la persona que dijo: “No sé por qué tengo que aprender por las malas”.
  10. Lee Apocalipsis 2:24-25 y comparte lo que crees que Jesús está tratando de transmitir aquí.
  11. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: