Para fortalecernos en la fe, todos necesitamos el alimento espiritual que se encuentra en la lectura de la Biblia.

Haz clic aquí para ver el bosquejo del sermón.

Puntos de conversación:

  • El camino hacia el éxito en la vida es meditar y observar la palabra de Dios. La Biblia es la receta de Dios para la vida. Dios ha revelado en la Biblia cómo creó el mundo para que funcionara. Josué 1:8, Salmo 1:1-3
  • Mientras entrena, un atleta comerá las cosas correctas en las proporciones correctas, no para perder peso, sino para alcanzar el máximo estado físico. De la misma manera, la Biblia nos nutre y nos fortalece para que podamos vivir la vida al máximo. Salmos 119:105
  • A medida que la Biblia viene a informarle a nuestra perspectiva sobre cada asunto y se convierte en una parte constante de nuestro proceso para tomar decisiones, nuestra naturaleza pecaminosa y nuestros deseos bajos no pueden guiar nuestra vida.
Discusión:
  1. ¿Cuál es tu reacción inicial al tema? ¿Qué te llamó la atención?
  2. ¿Cuál es el tiempo más largo que has estado sin comer? ¿Cómo te afectó eso físicamente?
  3. Cuéntanos sobre tu primera Biblia. ¿Cuándo y cómo la conseguiste? ¿Cómo te sentiste? ¿Aún la tienes?
  4. Piensa en la última vez que leíste tu Biblia. ¿Qué leíste? ¿Qué aprendiste? ¿Hubo algo que pusiste en práctica?
  5. Lee Salmos 1:1-3. Analiza los beneficios prometidos que se obtienen al conocer y aplicar la Palabra de Dios en tu vida.
  6. Lee Josué 1:8. ¿Qué significa meditar en la Palabra de Dios? ¿Cómo puedes incorporar esta práctica a tu vida?
  7. Consulta nuevamente Josué 1:8. ¿Por qué es importante aplicar, no sólo aprender, lo que hay en la Biblia? ¿Cómo se vería esto en una cuestión práctica de tu vida?
  8. Lee Santiago 1:21-25. ¿Qué logrará la Biblia en nuestras vidas? ¿Cuál es nuestro papel?
  9. ¿Hay algún paso que debas tomar basado en el tema de hoy?