Fe y Crecimiento

Confiar en Dios cuando tenemos miedo y estamos desesperados puede ser una de las cosas más difíciles de hacer, y cualquiera que sea la situación es en los momentos desesperados que se revela cuán profunda es nuestra fe y confianza en Dios.

Ir a las preguntas

Confiar en Dios cuando tenemos miedo y estamos desesperados puede ser una de las cosas más difíciles de hacer. Tal vez actualmente estás pasando por un momento desesperado. Tal vez acaba de descubrir que tu cónyuge tiene una aventura o tus hijo es adicto a las drogas y fuera de control. O, tú o un ser querido acaba de recibir un diagnóstico terrible. Sea cual sea la situación, es en los momentos desesperados que se revela cuán profunda es nuestra fe y confianza en Dios.  

[Relacionado: Decepcionado con Dios]

El rey David se identificó con esta lucha. Era un hombre odiado y perseguido, literalmente, huyendo por su vida cuando escribió este salmo. Sus palabras nos pueden traer consuelo.

Salmos 56:1-4 Oh Dios, ten misericordia de mí, porque la gente me acosa. Mis enemigos me atacan todo el día. Los que me calumnian no dejan de acosarme, y muchos me atacan descaradamente. Pero cuando tenga miedo, en ti pondré mi confianza. Alabo a Dios por lo que ha prometido. En Dios confío, ¿por qué habría de tener miedo? ¿Qué pueden hacerme unos simples mortales?

La petición de David fue una de desesperación. Pero, en su desesperación, se concentró en Dios.

Tiempos de desesperados piden una fe inquebrantable en las promesas de Dios

Nota que David dijo, “cuando tenga miedo” no “después de que haya pasado”, entonces voy a confiar en Dios. La clave es confiar en Dios cuando estamos en medio de la lucha. En lugar de reaccionar con miedo, hay que empezar por confiar en Dios. Al igual que David, tenemos que recordar que Dios promete protegernos y estar allí por nosotros.

[Relacionado: Aprendiendo a aceptar las dificultades]

Dios guarda un registro de cada pesar

Piensa en eso. Dios no pasa por alto nuestros apuros. Él no se aparta de nosotros en nuestros momentos más desesperados. La Biblia dice que él conoce todo dolor y sabe la razón de cada lágrima que derramamos. Esa atención al más mínimo detalle demuestra el corazón amoroso de Dios para nosotros.

Salmos 56:8-9 llevas la cuenta de todas mis angustias y has juntado todas mis lágrimas en tu frasco; has registrado cada una de ellas en tu libro. Mis enemigos emprenderán la retirada cuando yo clame a ti por ayuda. Una cosa sé: ¡Dios está de mi lado!

Dios no se refiere a nosotros como un conocido lejano. Se relaciona con nosotros como un padre amoroso. ¡Él nos ama y está de nuestro lado!

Toma acción en tiempos desesperados

La próxima vez que te enfrentes a una situación desesperada, haz estas cosas antes que nada.

    • Ora. Esta es la mejor manera para que pongamos nuestra confianza en Dios. En lugar de confiar en nuestros propios pensamientos y acciones, decidamos entregarlos a Dios y pedirle que nos guíe.
    • Lee la Biblia. Lee el libro de los Salmos y verás que no estás solo en tu desesperante lucha. Pero, también lee para ser recordado de las promesas de Dios para ti y cómo él ha rescatado a todo su pueblo a lo largo de la historia.
    • Busca un consejo justo. Comparte tus luchas con un amigo de confianza para que pueda estar orando por ti también. Además, sus palabras pueden ser una herramienta que Dios use para darte dirección.

[Relacionado: Cristino – Creo en Dios pero no confío en él plenamente]

Puedes confiar en Dios en tus momentos de desesperación. Él es digno de tu confianza. Trae tus miedos a él y permítele que tenga cuidado de los detalles.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Comparte de un momento desesperado en tu vida. ¿Has visto a Dios moverse en esa situación? Explica.
  4. Lee Salmos 56:1-4. ¿Por qué Dios es digno de nuestra confianza? ¿Cómo puedes confiar más en Dios en medio de tu situación desesperada?
  5. Lee Salmos 56:8-9. ¿Cómo este pasaje te anima? ¿Cómo cambia tu punto de vista con respecto a Dios?
  6. ¿Por qué es la oración un paso importante para confiar en Dios?
  7. ¿Por qué es importante aplicar la Palabra de Dios a tu situación? ¿Qué pasa si no buscas la verdad de Dios, pero en cambio, confías en tu verdad?
  8. ¿Cómo puedes ayudar a otros creyentes que están pasando por momentos desesperados? ¿Cómo puedes ayudar a alguien más en su tiempo desesperado?
  9. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS