Vida y Relaciones

Existe una gran diferencia entre la definición de sexo por parte de la cultura – el juego recreativo entre dos adultos con consentimiento – y la definición de Dios como se ve en la Biblia.

Ir a las preguntas

Esta es la lección 2 de 2 en la serie Amorología.


Existe una gran diferencia entre la definición de sexo por parte de la cultura – el juego recreativo entre dos adultos con consentimiento – y la definición de Dios como se ve en la Biblia.

Echad

La palabra bíblica para sexo (“echad”) tiene el sentido de estar “fundido juntos en el nivel más profundo”. Es la unión de dos personas en una identidad: cuerpo y alma, física y espiritual. Esta es una visión mayor del sexo de cómo la cultura lo ve.

Rompiendo el echad

Dentro de un matrimonio comprometido, “echad” es bello. Más fuera de este, como juego recreativo casual, es como si rompieras en pedazos el “echad” y parte de ti se pierde. Si lo haces bastante, empieza a carcomerte y dejarte vacío desde el interior.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Da algunos ejemplo de cómo nuestra cultura refuerza la definición del sexo como un juego recreacional entre dos adultos.
  4. Habla de lo que significa tener una cosmovisión bíblica. ¿Cómo cambia esto la manera que miras este asunto?
  5. Lee Génesis 2:21-24 e identifica el concepto de “echad” en el pasaje.
  6. Lee Efesios 5:21-33. ¿Cómo es esta visión del matrimonio diferente a la que la cultura depicta? ¿Cuál imagen te parece mejor? ¿Por qué?
  7. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: