fi-ora-bendiciones-sobre-tus-hijos

Vida y Relaciones

Hay una larga tradición judía de orar bendiciones sobre el pueblo de Dios. La bendición no era una promesa de una vida perfecta, sino un recordatorio de que un Dios perfecto estaba de su lado.

Jump to Questions

Hay una larga tradición judía de ancianos y líderes orando bendiciones sobre el pueblo de Dios. La bendición no era una promesa de una vida perfecta, sino un recordatorio de que un Dios perfecto estaba de su lado.

Dios comenzó la tradición de orar sobre sus hijos. Él comenzó con Adán y Eva, y la pasó a través de las generaciones, incluyendo a los sacerdotes levitas. El propósito de la bendición era para recordar a la gente que el Dios Santo del universo les había reclamado como propiedad Suya. La bendición les daba esperanza, protección y valor. La bendición no era una promesa de una vida perfecta, sino un recordatorio de que un Dios perfecto estaba de su lado.

Números 6:24-26 “Que el Señor te bendiga y te proteja. Que el Señor sonría sobre ti y sea compasivo contigo. Que el Señor te muestre su favor y te dé su paz”.

Debemos orar bendiciones sobre nuestros hijos

Dios demostró Su amor por Sus hijos, orando por ellos y declarándolos como suyos. El habló palabras de amor y redención sobre los primeros patriarcas. Él ha hablado bendiciones sobre todos nosotros a través de la Biblia y en última instancia, a través de Jesús. Sus palabras nos dan esperanza, protección y valor. Si Dios consideró importante orar por Su pueblo, nosotros debemos encontrar valor en orar por nuestros hijos. Necesitan saber lo importante que son para nosotros y que nos preocupamos por su futuro.

El ritual diario es significativo

Los sacerdotes oraban esta misma bendición cada mañana en el templo. El ritual sirve como un recordatorio constante de quienes eran y que Dios es el único en quien deben confiar para todas sus necesidades. Orar esta misma bendición sobre nuestros hijos diariamente es un gran recordatorio para nosotros, también. Como padres, es bueno orar constantemente por la protección de Dios sobre nuestros hijos y que crezcan para deleitarse en el Señor. Para nuestros hijos, refuerza su valor que tienen para nosotros y finalmente para Dios. Haz el esfuerzo de hacer esto todas las noches antes de poner a tus hijos a dormir o por la mañana al salir para la escuela. Tus hijos necesitan las oraciones y la costumbre les dará comodidad.

No es una promesa para una vida perfecta

No podemos malinterpretar el punto de esta bendición. Dios no garantizó una vida perfecta para Abraham o Moisés y no nos promete eso tampoco a nosotros. Lo que Dios sí prometió, y todavía lo hace, es que él está con nosotros a través de todo. No se olvidará de nosotros ni nos abandonará. Por lo tanto, cuando oramos esta bendición sobre nuestros hijos, tenemos que recordar que aun los tiempos difíciles pueden ser una bendición. Nuestro trabajo no consiste en exigir lo que queremos de Dios, sino más bien confiar en que Dios hará que todas las cosas sucedan para el bien.de nuestros hijos.

Romanos 8:28 Y sabemos que Dios hace que todas las cosas cooperen para el bien de quienes lo aman y son llamados según el propósito que él tiene para ellos.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3.  ¿Por qué las palabras tienen poder? ¿Por qué las palabras de bendiciones ayudan a nuestros hijos?
  4. ¿Por qué crees que Dios quiere bendecir a tus hijos? ¿Cómo te ha bendecido?
  5. ¿Tienes otro ritual/costumbre que haces con tus hijos? Explica.
  6. ¿Cómo es que orar una bendición sobre tus hijos todos los días te impacta a ti y tus hijos?
  7. Lee Romanos 8:28. ¿Cómo pueden las cosas duras en la vida ser para nuestro bien? ¿Tienes un ejemplo de esto en tu propia vida? Comparte.
  8. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS