Fe y Crecimiento

El mantra en el mundo actual es que sólo “sigue tu corazón”. Pero ¿es eso realmente un concepto bíblico?

Ir a las preguntas

Esta lección es una adaptación del Día # 81 de Del plan de Lectura Bíblica un capítulo al dia de 365 Bible canal de YouTube

Frecuentemente se da el c0nsejo de sólo seguir tu corazón, o ve donde te lleven tus sentimientos. Esto se basa en la suposición subyacente de que las inclinaciones y las impresiones que recibimos en nuestro corazón son una fuente confiable de dirección en nuestras vidas. En los círculos cristianos, este consejo de seguir tu corazón es a menudo precedido con un llamado a “orar al respecto”, pero al final, simplemente haz o cree lo que se siente bien. Si bien esta es una idea atractiva y popular, sobre todo porque puede darle a una persona libertad o justificación de hacer simplemente lo que le agrada, puede ser una proposición muy peligrosa. La razón es que nuestros corazones pueden estar, y muy a menudo lo está, muy equivocado.

No siempre podemos confiar en nuestros corazones

Para la persona que nunca ha confiado en Jesús, la Biblia nos advierte que su corazón es una fuente muy poco confiable de dirección sólida.

Jeremías 17:9 “El corazón humano es lo más engañoso que hay, y extremadamente perverso. ¿Quién realmente sabe qué tan malo es?”

Eclesiastés 9:3 RVA-2015 …que el corazón de los hijos del hombre está lleno de mal, que la locura está en su corazón mientras dura su vida…

Claramente, Dios nos advierte que no simplemente confiemos en nuestros corazones porque están llenos de engaño y maldad. La razón por la que nuestros corazones están tan depravados es que cada ser humano nace con una naturaleza pecaminosa que corrompe todo de ellos. Esto no quiere decir que nadie ha hecho nunca una buena acción en su vida, sino que incluso las cosas buenas que hacemos están manchadas con la mancha del pecado. Y a causa de este pecado, nuestros corazones están infectados y se rompen con facilidad y pueden llevarnos por el mal camino. Esto significa que el consejo de seguir tu corazón simplemente es tonto porque no se puede confiar en un corazón malo.

Romanos 3:10-12 “No hay ni un solo justo, ni siquiera uno. 11 Nadie es realmente sabio, nadie busca a Dios. 12 Todos se desviaron, todos se volvieron inútiles. No hay ni uno que haga lo bueno, ni uno solo”.

Necesitamos un corazón nuevo

Para la persona que ha confiado en Jesús, la buena noticia es que la Biblia dice que se le ha dado un nuevo corazón, redimido como parte de su experiencia de salvación. Cuando ponemos nuestra fe en Cristo, todo sobre nosotros es nuevo, incluyendo el corazón.

2 Corintios 5:17 “Esto significa que todo el que pertenece a Cristo se ha convertido en una persona nueva. La vida antigua ha pasado; ¡una nueva vida ha comenzado!”

Ezequiel 36:26 Les daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de ustedes. Les quitaré ese terco corazón de piedra y les daré un corazón tierno y receptivo.

Ya que el pecado del cristiano ha sido perdonado y se le ha dado un nuevo corazón, Dios puede trabajar a través de los deseos de su corazón. Sin embargo, el cristiano todavía debe ser muy cuidadoso con la guianza de su corazón, porque todavía somos capaces de ser engañados. La Biblia nos advierte que Satanás es un engañador y activamente está tratando de llevar a la gente por el mal camino  haciendo que crean a las mentiras. También nos advierte que algunas de las mentiras de Satanás pueden parecer muy atractivas. Se dice en 2 Corintios 11:14 que “aun Satanás se disfraza de ángel de luz.” Así que sólo porque oras por algo y te sientes de un modo u otro, no significa necesariamente que puedes confiar en esa sensación.

Una mejor fuente de verdad

Así, mientras que el cristiano puede y debe buscar de Dios mediante la oración y siendo sensible a la guía y los deseos que Dios puso en su corazón, esto no puede ser la última palabra a la hora de tomar decisiones y al entender la verdad. Los sentimientos de nuestro corazón deben ser probados siempre primero y, finalmente, por las palabras de la Escritura. La Biblia es la Palabra inmutable de Dios que nunca cambia, no se ve afectada por cambios de humor, no es susceptible a la mentira y siempre nos lleva por el camino correcto. La Biblia puede cortar a través de todos los sentimientos encontrados y preguntas de nuestro corazón y expone la verdad.

Hebreos 4:12 Pues la palabra de Dios es viva y poderosa. Es más cortante que cualquier espada de dos filos; penetra entre el alma y el espíritu, entre la articulación y la médula del hueso. Deja al descubierto nuestros pensamientos y deseos más íntimos.

2 Timoteo 3:16 Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñarnos lo que es verdad y para hacernos ver lo que está mal en nuestra vida. Nos corrige cuando estamos equivocados y nos enseña a hacer lo correcto.

Al tomar una decisión o al buscar la verdad, algo bueno para un cristiano es orar y pedirle a Dios que mueva su corazón, pero todo lo que sienta siempre debe ser puesto bajo la sumisión de la clara enseñanza de la Biblia. Y si lo que el corazón de una persona siente va en contra de la Biblia, ignora el corazón y confía en la Biblia.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Después de leer  Jeremías 17:9 y Eclesiastés 9:3, ¿por qué no es aconsejable seguir nuestros corazones?
  4. ¿Por qué crees que es tan fácil ser engañados por nuestros propios corazones?
  5. Si no es aconsejable seguir nuestros corazones, ¿dónde debemos ir cuando necesitamos una dirección?
  6. ¿Qué lugar debe tener la oración y el Espíritu Santo al tomar decisiones?
  7. ¿Piensas que conoces la Biblia lo suficientemente bien que serías capaz de utilizarla a la hora de tomar decisiones en tu vida diaria? Explica.
  8. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS