Vida y Relaciones

La Biblia dice muy poco acerca de Enoc. Pero Enoc nos enseña que vivir una vida que honre a Dios sí es posible para la personas comunes que confían en la realidad de Dios.

Jump to Questions

Ver también la Edición Infantil y la Edeción Juvenil  de esta lección.


La fe es la confianza en las cosas que no podemos ver (Hebreos 11:1), sobre todo en Dios y sus planes. Cuando tenemos fe cambia la forma en que vivimos. La gente siempre actúa basado en lo que entienden y creen que es verdadero.

 

Enoc era conocido por honrar a Dios

Hebreos 11:5 Fue por la fe que Enoc ascendió al cielo sin morir; «desapareció, porque Dios se lo llevó»[a]. Pues antes de ser llevado, lo conocían como una persona que agradaba a Dios.

Enoc era famoso por agradar a Dios (versículo 5). No sabemos los detalles de cómo vivió, pero Génesis 5 nos da una pista.

Génesis 5:21-24 Cuando Enoc tenía sesenta y cinco años, fue padre de Matusalén. Después del nacimiento de Matusalén, Enoc vivió en íntima comunión con Dios trescientos años más y tuvo otros hijos e hijas. Enoc vivió trescientos sesenta y cinco años andando en íntima comunión con Dios. Y un día desapareció, porque Dios se lo llevó.

Enoc vivió “en estrecha comunión con Dios.” Lo que lo hace único es que él fue al cielo sin morir. Pero Hebreos dice que Enoc no era famoso por eso, sino por honrar a Dios. No fue lo que dejó esta vida, sino cómo vivió esta vida que lo distingue.

La fe es la clave para honrar a Dios

La vida de Enoc de honrar a Dios fue un resultado de la fe. El agradar a Dios requiere fe. El versículo 5 dice: “Por la fe Enoc fue llevado al cielo.” Vamos a conectar los puntos. Enoc vivió una vida agradable a Dios. Como resultado de esa vida, fue llevado al cielo. La fe es la base de toda su experiencia con Dios. . El versículo 6 hace que la conexión sea clara

Hebreos 11:6 De hecho, sin fe es imposible agradar a Dios.

Hebreos enfatiza la vida de Enoc de agradar a Dios. Así que la lección para nosotros no es cómo conseguir llegar al cielo, pero de cómo honrar a Dios. Eso pasa por fe. La fe no es sólo una creencia barata o palabras vacías. La fe es el principio activo que conduce a un estilo de vida entera que agrada a Dios.

Fe significa que vives como si Dios verdaderamente existe

El resto del versículo 6 explica cómo la fe energiza y permite una vida de honrar a Dios.

Hebreos 11:6 Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe…

Dios es invisible. No solemos tener información inmediata de parte de Dios sobre nuestras opciones. Sin embargo, el mundo que nos rodea es muy visible, por lo que es fácil vivir como si el mundo lo es todo. Pero si – por la fe – vivimos con la confianza de que Dios es real y está presente, nuestras acciones reflejarán esa realidad invisible.

Fe significa que vives como si tus acciones tienen consecuencias

Pero ¿por qué hacer el esfuerzo de vivir para honrar a Dios?  El versículo 6 explica un factor.

Hebreos 11:6 Todo el que desee acercarse a Dios debe creer que él existe y que él recompensa a los que lo buscan con sinceridad.

Dios recompensa a los que le buscan – aquellos que buscan, como lo hizo Enoc, para agradar a Dios y vivir en estrecha comunión con él. La fe es la certeza de la recompensa de Dios, que nos anima a que vale la pena tomar las decisiones que le honran.

Una cosa asombrosa le sucedió a Enoc. Se fue al cielo sin morir. Eso probablemente no va a ocurrirle a cualquiera de nosotros. Pero lo que hace que Enoc esté en el Salón de la Fama de la fe es que confiaba en la realidad de Dios lo suficiente para vivir una vida que honra a Dios. Esa es una actitud que todos podemos cultivar.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Por qué te gustaría más ser conocido por las generaciones venideras, y por qué?
  4. Lee Hebreos 11:6. Describe la conexión que hay entre agradar a Dios y la fe.
  5. ¿Te resulta fácil o difícil creer que Dios es real, y por qué?
  6. ¿Has pasado por un momento en el que dudabas seriamente de Dios? Si es así, ¿cómo afectó eso tus decisiones y acciones?
  7. En una escala del uno al diez, ¿cuanto es tu comportamiento motivado por la esperanza de la recompensa de Dios? Explica tu respuesta.
  8. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: