00a

Vida y Crecimiento

Una vez que hayas tenido tu momento decisivo de fe, hay tres señales sencillas que muestran que has “entrado de lleno” como un seguidor de Jesús.

Jump to Questions

Esta es la lección 4 de 5 en la serie El lente. Ver también la Edición Infantil y la Edeción Juvenil  de esta lección.


Hasta ahora hemos aprendido que la adopción de la perspectiva del lente de Jesús lleva a confiar en su poder para recibir salvación de nuestros pecados. Sin embargo, muchas personas creen equivocadamente que convertirse en cristiano no es más que ir a la iglesia o tachando cosas en una lista de tu preferencia religiosa. Jesús tenía otra cosa en mente para sus discípulos, y lo dejó en claro en su Gran Comisión:

Mateo 28:18-20 Jesús se acercó y dijo a sus discípulos: “Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra. Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos”.

Este simple pasaje nos da tres señales de que te has “entrado de lleno” a tu búsqueda de Dios.

Bautizarte es una señal de que te has “entrado de lleno”

Cuando Jesús le dijo a sus discípulos que bautizaran a los nuevos creyentes, él estaba pidiendo más que un rito de iniciación. El bautismo es un símbolo de que le hemos “entrado de lleno” a la fe. Cuando sus discípulos bautizaban a las personas, ellos completamente las sumergían en el agua. Fue para demostrar que estaban dispuestos a seguir a Cristo con todo lo que tenían.

Romanos 6:4 Pues hemos muerto y fuimos sepultados con Cristo mediante el bautismo; y tal como Cristo fue levantado de los muertos por el poder glorioso del Padre, ahora nosotros también podemos vivir una vida nueva.

Si has puesto tu fe en Cristo, debes bautizarte como un acto práctico de obediencia. El bautismo no te salva – solamente confiando en Jesús puedes ser salvo – pero es un símbolo importante de que tienes la intención de vivir una nueva clase de vida.

[Tema relacionado: El bautismo es símbolo al igual que un anillo de matrimonio]

La segunda señal de una fe “entrada de lleno” viene del versículo 20:

Mateo 28:20Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos”.

Una vida centrada en Cristo es una señal de que le has “entrado de lleno”

Lamentablemente, muchos cristianos hoy confunden el evangelio de la gracia como una licencia  para pecar. Abaratan la obra de Cristo en la cruz y menosprecian Su sacrificio, continuando un estilo de vida de “yo primero” e ignorando los mandatos de Dios. Pero Jesús les dijo a sus discípulos que enseñaran a los nuevos creyentes a “obedecer todos los mandatos”.

[Tema relacionado: 7 señales de que estás abaratando la gracia]

El Evangelio de la gracia nunca ha significado que las obras no son importantes para Dios. Presta atención a medida que lees la Biblia; Jesús, Pablo, Santiago, Juan, Pedro – todos ellos enseñaron que la verdadera fe significa “entrarle de lleno” con tu vida. A Jesús le importa profundamente nuestro estilo de vida y decisiones. Jesús dijo que el conocer la verdad nos hará libres (Juan 8:32). Él no sólo estaba hablando de una realidad teológica. Quería decir que tendríamos que verdaderamente empezar a vivir de una manera diferente (Gálatas 5:1) con Cristo en el centro de nuestras vidas y no a sus alrededores.

Gálatas 5:1 Por lo tanto, Cristo en verdad nos ha liberado. Ahora asegúrense de permanecer libres y no se esclavicen de nuevo a la ley.

Hay una señal más de la Gran Comisión de Cristo que muestra que le has “entrado de lleno” a tu búsqueda de Dios.

Hacer discípulos es una señal de que le has “entrado de lleno”

Cuando Jesús envió a sus discípulos a hacer discípulos al final de su ministerio, no era un concepto nuevo para ellos. Tres años antes, cuando Jesús los conoció por primera vez a sus discípulos, él ya estaba hablando de su misión.

Marcos 1:16 Cierto día, mientras Jesús caminaba por la orilla del mar de Galilea, vio a Simón[a] y a su hermano Andrés que echaban la red al agua, porque vivían de la pesca.

Jesús llamó a pescadores en vez de fariseos por una sencilla razón. Él quería a personas normales – no “profesionales” – para que fueran a hacer discípulos. Una historia de Hechos 8 demuestra este punto aún más claro. Hubo una gran persecución contra la iglesia primitiva, y todos, excepto los apóstoles, se dispersaron por toda la región. Esto es lo que dice a continuación:

Hechos 8:4 Así que los creyentes que se esparcieron predicaban la Buena Noticia acerca de Jesús adondequiera que iban.

¿Notaste la lección escondida en ese versículo? Los creyentes que estaban dispersos “predicaron la Buena Nueva”. Y ¿quiénes se esparcieron? Todos, excepto los apóstoles. Eso significa que la gente normal difunde el mensaje de Jesús, no profesionales. Así es como Dios todavía quiere que pase en la actualidad. Si eres cristiano, Dios te llama a caminar personalmente con alguien y ayudarles a buscar a Dios.

[Tema relacionado: Cómo ayudar a alguien a buscar a Dios]

¿Qué hay de ti? ¿Dónde estás en tu búsqueda de Dios? ¿Ya le entraste de lleno? Utiliza la siguiente imagen para identificar dónde estás parado y haz un compromiso para seguir adelante si no has obedecido completamente la Gran Comisión.

Continúe su compromiso con el Desafío del lente y explora un punto de vista bíblico para los próximos 7 días

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. Cuéntanos acerca de una vez que “entraste de lleno” en algún pasatiempo o actividad. ¿Cómo fue que te cambió la forma en que vivías?
  4. Lee Mateo 28:18-20. ¿De qué manera se relaciona el bautismo con hacer discípulos? ¿Es el bautismo un acto opcional para los cristianos? Explica. ¿Por qué crees que la gente duda en ser bautizada?
  5. Lee Mateo 28:18-20 de nuevo. ¿Qué sigue después del bautismo? ¿Por qué crees que Jesús dijo “enséñenles a OBEDECER…” en lugar de “enseñarles a CONOCER…”?
  6. ¿Cuáles son algunas de las áreas más comunes donde los cristianos fallan en “obedecer” en el mundo de hoy? ¿Por qué nos cuesta obedecerlos?
  7. Da algunos ejemplos del mundo real de lo que es una vida “centrada en Cristo” hoy en día.
  8. Mira Mateo 28:18-20 una vez más. ¿Cuál es el mandamiento básico de Jesús? ¿A quién se le da este mandamiento? ¿Crees que se aplica a nosotros hoy en día? Explica.
  9. En el versículo 18, ¿por qué crees que Jesús nos recuerda Su autoridad?
  10. En el versículo 20, ¿por qué crees que Jesús nos recuerda Su presencia continua?
  11. Usando la idea de “Dónde estás parado”, evalúa qué tan “de lleno” estás entrado en este momento.
  12. ¿Qué puedes hacer para dar el siguiente paso en tu búsqueda de Dios?
  13. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: