Fe y Crecimiento

¿Nos cumple Dios sus promesas? Sí es así, ¿cómo funciona esto en nuestras vidas? En esta conversación aprenderemos sobre la naturaleza de las promesas de Dios.

Ir a las preguntas

La Biblia está llena de promesas de parte de Dios, pero a veces nos desanimamos porque sentimos como que Dios no nos cumple. ¿Podemos en realidad confiar que Dios cumple las promesas que hace en la Escritura?

Dios siempre cumple Sus promesas.
Nunca debemos de dudarlo. Podemos estar completamente seguros que Dios siempre cumplirá lo que promete. Esto se basa en Su carácter como Dios.

Números 23:19 Dios no es un hombre, por lo tanto no miente. Él no es humano, por lo tanto no cambia de parecer. ¿Acaso alguna vez habló sin actuar? ¿Alguna vez prometió sin cumplir?

Estás son preguntas retóricas en que  la respuesta obvia es: Claro que no, Dios siempre cumple lo que promete y podemos confiar totalmente en que cumplira Sus promesas ya que la Biblia nos lo asegura. Mentir o hacer una promesa hueca va en contra de Su naturaleza divina. Pero necesitamos comprender algunos principios importantes acerca de las promesas de Dios porque la frustración llega no porque Dios no ha cumplido Su Palabra sino porque hemos malentendido las promesas de Dios en la Biblia.

Algunas promesas son para algunas personas en específico.
No todas las promesas en la Biblia aplican para todas las personas del mundo. Algunas son dadas a personas en particular en un tiempo y lugar determinado.

1 Reyes 9:5 entonces estableceré tu dinastía en el trono de Israel para siempre. Pues a tu padre David le prometí: “Siempre habrá uno de tus descendientes en el trono de Israel.”

Esta promesa es específica para el rey David y su linaje. Así que yo no puedo decir: “estupendo, esta promesa es para mi, así que yo seré rey de Israel algún día.”

No. Esta es una promesa para un tiempo, lugar y persona en específico. Por lo tanto, siempre tenemos que leer el contexto para darnos cuenta si la promesa tiene limitaciones.

Algunas promesas son incondicionales
Estás son aquellas promesas de Dios que no importa lo que pase se cumplirán sin limitaciones.

Génesis 9:11Sí, yo confirmo mi pacto con ustedes. Nunca más las aguas de un diluvio matarán a todas las criaturas vivientes; nunca más un diluvio destruirá la tierra.”

Esta promesa aplica al mundo entero, y no tiene condiciones que hay que cumplir antes de que se cumpla. La Biblia contiene muchas otras promesas incondicionales de parte de Dios.

Alguna promesas son condicionales
Eso quiere decir que Dios promete algo pero hay una condición que satisfacer para que la promesa se cumpla.

Santiago 4:7 Así que humíllense delante de Dios. Resistan al diablo, y él huirá de ustedes.

Dios dice que cuando estemos pasando por tentaciones, si nos humillamos y si resistes al diablo, entonces él huirá de nosotros. Pero la ayuda llega si cumplimos las condiciones que nos da: humillarnos y resistir al diablo. Y así como este ejemplo, en la Biblia hay muchas promesas pero con una condición. Hay un , un cualquiera que,  un cuando hagas esto pasara lo siguiente.

Así que sí hay una promesa que no se ha llevado a cabo en tu vida, pregúntate si has cumplido con la condición de esa promesa.

Un principio es diferente a una promesa
Aquí es donde mucha gente se confunde. Leen cosas en la Biblia y suponen que es una promesa de Dios cuando simplemente es un principio general. Esto es muy común en el libro de Proverbios que está lleno de sabiduría y principios prácticos para nuestra vida pero no necesariamente son promesas de Dios.

Proverbios 22:6 Dirige a tus hijos por el camino correcto, y cuando sean mayores, no lo abandonarán.

Algunos padres toman este versículo como una promesa y piensan que siempre y cuando ellos hagan su parte en guiarlos en el camino de Dios, sus hijos nunca fallarán y nunca se apartarán de los caminos de Dios y se sienten defraudados cuando sus hijos crecen y se alejan de Dios. Esto no es una promesa de parte de Dios, es un principio que sí los instruimos en Su Palabra y les ayudamos en su búsqueda de Dios cuando crezcan, por lo general, tendrán una experiencia positiva acerca de Dios. Lastimosamente, este no es siempre el caso porque al fin y al cabo, cada quien toma sus propias decisiones.

Cuando Dios hace una promesa, él la cumplira absolutamente – sí se apica a ti, y sí cumples alguna condición necesaria. Dios es fiel. Nunca te defraudará.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista
  3. ¿Alguna vez alguien no te cumplió alguna promesa? ¿Cómo te sentiste?
  4. ¿Alguna vez te has preguntado si Dios no ha cumplido alguna promesa? Sí sí, descríbelo.
  5. ¿Se ha cumplido una de las promesas de Dios en tu vida? Si sí, descríbela.
  6. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

ENLACES Y DESCARGAS