Biblia y Teología

Casi todos están familiarizado con los Diez Mandamientos que Dios dio a Israel (Éxodo 20). Pero hay mucho más a la ley de Moisés – llamada la “Torá.”

Ir a las preguntas

Este tema es adaptado del canal de Proyecto Biblia de YouTube. Esta es la parte 6 de la serie Temas de la Biblia.


Casi todos están familiarizado con los Diez Mandamientos que Dios dio a Israel (Éxodo 20). Pero hay mucho más a la ley de Moisés – llamada la “Torá” (תּוֹרָה), que a menudo se traduce como “ley” en español. De hecho, hay 613 leyes en los primeros cinco libros de la Biblia, que como una unidad (Génesis, Éxodo, Levítico, Números, Deuteronomio) se llaman la Torá por los Judios o el “Pentateuco” (que viene de dos palabras griegas que significan “cinco libros”) por muchos estudiosos de la Biblia.

[Relacionado: La historia de la Biblia]

Lo más sobresaliente del vídeo:

  • Si la Torá es la “ley”, ¿debemos obedecer algunos de los mandamientos? o ¿a todos ellos? Puede ser un poco confuso, ya que “la ley” no es siempre la mejor manera de pensar sobre los primeros cinco libros de la Biblia. Es realmente una historia que tiene secciones que describen las leyes. Esta historia es acerca de cómo Dios está creando nuevos tipos de personas que son capaces de amar plenamente a Dios y amar a los demás.
  • Esta historia es acerca de Dios creando a la humanidad, quienes se rebelan. Dios escoge entonces un hombre llamado Abram (más tarde “Abraham”) y Sarai (más adelante “Sara”) a quienes usará para bendecir a todo el mundo a través de su familia, que más adelante se conoce como “Israel”. Israel termina en la esclavitud en Egipto , pero Dios los rescata. En el monte Sinaí, Dios hace un “pacto” (acuerdo”) con Israel y las leyes que Moisés le da a Israel en nombre de Dios son los términos de este pacto. Así es como las leyes del AT encajan en la gran historia del AT.
  • Algunas de las leyes, como las leyes de la comida y ropa, tratan de los rituales y prácticas que distinguen a Israel de otros grupos de personas. Otras leyes eran acerca de la justicia y la moral. Al obedecer las leyes, Israel mostraría a otras naciones como es Dios.
  • El resto de la Torá es la continuación de la historia, no sólo una lista de todas las leyes – aunque hay un montón de leyes enumeradas. Las leyes se separan y se colocan estratégicamente a lo largo de la historia. A menudo, las leyes van a seguir una historia en la que alguien quiebra una ley o surge una mala situación, destacando por qué existe esa ley. Por ejemplo, después de que  Moisés compartiera las leyes de Dios de no adorar ídolos, se muestra una historia donde inmediatamente Israel adora ídolos. ¡Hablando de memoria de corto plazo!
  • Al final de la Torá, es bastante claro que no importa cuántas leyes existan, la gente seguirá revelándose. A lo último de la Torá, Moisés le dice a Israel que está claro que no van a seguir a Dios. El problema es que necesitan nuevos corazones transformados, si es que alguna vez seguiran verdaderamente a la ley de Dios (Deuteronomio 30:6).
  • La siguiente sección de libros son los quince libros de los profetas. Reflejan en la historia de la Torá y los libros históricos (Josué, Jueces, Rut, Samuel y Reyes – que también se consideran “libros proféticos” en el AT hebreo), mirando cómo Israel fue rebelde en el pasado y durante los propios días de los profetas. Los profetas se dieron cuenta que Moisés estaba en lo cierto: la gente necesitaba un nuevo corazón si es que seguirán a Dios.
  • Isaías prometió un futuro líder – el Mesías (Jesucristo) – que llevaría a las personas a la obediencia de la Torá y continuaría la historia del AT.
  • Jesús enseñó que del corazón humano salen las partes más feas de la naturaleza humana, pero su propósito era resolver ese problema mediante el cumplimiento de la Torá. Jesús enseñó que los mandamientos de toda la Torá podría cumplirse en el mandamiento más importante – ama a Dios sobretodo en primer lugar y luego ama a las personas (Mateo 22:37-39).
  • Jesús mostró cómo el amor es mucho más exigente de lo que pensamos. Cita a la Torá, diciendo que no debemos asesinar en Mateo 5:21-26. Pero dice aún más: cuando le faltas el respeto a alguien, o guardas rencor o amargura hacia ellos, también estás violando el ideal moral de Dios. No estás amando a la gente. El verdadero amor se extiende a nuestros enemigos, pero nuestros corazones sin Jesús no están equipados para cumplir incluso con este mandamiento más básico de amar a Dios y a los demás.

Donde Israel falló, Jesús completó la historia. Como el Mesías, amó completamente a Dios y a los demás y mostró cómo es Dios. Después de su resurrección, él prometió enviar al Espíritu Santo de Dios para transformar los corazones de sus seguidores para que ellos, también, puedan vivir como seres humanos fueron hechos que vivieran – amando a Dios y a los demás. Es por esto que el apóstol Pablo escribió en Romanos 13:8 que el que ama cumple la ley.

[Relacionado: ¿Por qué los cristianos ignoran otras leyes del Antiguo Testamento, pero condenan la homosexualidad]

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Crees que los cristianos deben obedecer las leyes del AT? ¿Por qué o por qué no?
  4. ¿Por qué es importante que muchas de las leyes en el AT están intercaladas entre las diferentes historias de Israel?
  5. ¿Por qué Dios quiso “apartar” a Israel de otras naciones? ¿Tiene esto alguna relevancia para los cristianos de hoy? Explica por qué o por qué no.
  6. “Porque del corazón humano salen las partes más feas de la naturaleza humana.” Explica por qué estás de acuerdo o en desacuerdo con esta afirmación.
  7. Lee Mateo 22:37-39. ¿Cómo podemos “amar a Dios en primer lugar y a los demás en segundo lugar?”
  8. ¿Por qué la gente necesita “corazones nuevos” si van a seguir verdaderamente a Dios? ¿Cómo obtenemos un “nuevo corazón?”
  9. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.

Herramientas ministeriales: