Dios quiere restaurarnos del quebrantamiento, y tiene el poder para hacerlo, tan pronto como reconozcamos nuestra necesidad de él.

Puntos de conversación:

  • El corazón de Dios para su pueblo es uno de renovación, no de destrucción. Su motivo principal para esto es demostrar la grandeza de su nombre al mundo que lo observa. Ezequiel 36:23-24
  • Tu parte en la renovación espiritual es admitir que tienes un problema. Dios está trabajando activamente para abrir tus ojos para que no sigas tu camino miope donde buscas la satisfacción propia.  Ezequiel 36:14, Isaías 57:15
  • Dios mismo hace la verdadera obra de renovación espiritual. Él hace esta obra a través de la cruz de Jesús y a través del Espíritu Santo.  Ezequiel 36:24-26, Juan 5:24-2
Discusión:
  1. ¿Cuál es tu reacción inicial al tema? ¿Qué te llamó a la atención?
  2. ¿Alguna vez has experimentado un momento de renovación espiritual en el que te sentiste más conectado con Dios que nunca? Describe y comparte.
  3. Lee Ezequiel 36:1-12. Identifica todo lo que Dios está diciendo en este pasaje. ¿Cómo iba Dios a probar Su poder y autoridad?
  4. Lee Ezequiel 36:23-24. ¿Cómo has visto a Dios mostrar Su poder en tu vida, especialmente durante un momento difícil?
  5. Lee Ezequiel 37:11 e Isaías 57:15. ¿Cómo te relacionas con las palabras de Ezequiel 37? ¿Qué dice el pasaje de Isaías que todos necesitamos para tener una renovación?
  6. Lee Ezequiel 36:25-27 y 2 Corintios 5:17. ¿Qué dice el pasaje de Ezequiel sobre el corazón? ¿Cómo habla Pablo de esto en 2 Corintios? ¿Cómo has cambiado desde que pusiste tu fe en Jesús? ¿En qué áreas sigues buscando cambios?
  7. Lee Juan 5:24-25. Nuestra renovación sucede a través de la confianza en Jesús y la morada del Espíritu Santo. ¿Cómo necesitas ser despertado de los “muertos”? Para obtener más información sobre cómo confiar en Jesús, ve a buscadeDIOs.org/vamos.
  8. ¿Hay algún paso que debas tomar basado en el tema de hoy?