De principio a fin, la envidia no es nada divertido. Es el más miserable de los hábitos.

Puntos de conversación:

  • El primer paso para lidiar con la envidia es regresar al mismo Dios que parece habernos tratado tan mal. En lugar de sustituir la ira por la envidia, sé honesto acerca de lo que sientes. Génesis 4:3-7
  • El segundo paso es aprender a admirar los dones de Dios en los demás, sin compararlos con los nuestros. 1 Corintios 12:29-31
  • El tercer paso es cuestionar el sistema de valores que dice que debemos envidiar a los ricos, famosos y hermosos. Dios mira el corazón, no la apariencia externa. Isaías 53:2-3, 1 Corintios 1:26-29
Discusión:
  1. ¿Cuál es tu reacción inicial al tema? ¿Qué te llamó a la atención?
  2. Repasa la definición de envidia. Describe cómo la envidia ha impactado tu vida.
  3. Comparte un ejemplo de cómo has estado resentido con Dios debido a la buena fortuna de otra persona.
  4. Lee 1 Corintios 12:29-31. ¿Qué quiere decir Pablo aquí? ¿Cuál es tu don espiritual? ¿Cuál te gustaría tener y por qué?
  5. ¿Cómo ahoga la admiración el deseo de ser envidioso?
  6. Lee Isaías 53:2-3. ¿Por qué crees que Jesús no vino como una persona hermosa y poderosa? ¿Qué vino representando en su lugar?
  7. Lee 1 Corintios 1:26-29. ¿Cuáles son algunas de las tonterías que nuestra cultura eleva como importantes y poderosas? ¿Cuáles son las cualidades que importan más en el reino de Dios?
  8. ¿Cuáles son algunos pasos prácticos que puede tomar para identificar la envidia en su vida y cómo la expulsarás?
  9. ¿Hay algún paso que debas tomar basado en el tema de hoy?