Crianza | Mentores | Vida |

Los grandes padres se convierten en mejores padres cuando invierten intencionalmente en sus niños, un tema a la vez. Aquí es cómo hay que hacerlo.

Ir a las preguntas

Esta lección es una adaptación del canal de YouTube de Bryan y Tracy.

Algunas de las personas más exitosas en el mundo tienen mentores, y el principio se aplica en el hogar también. ¿Estás mentoreando a tus hijos? Los grandes padres se convierten en mejores padres cuando invierten intencionalmente en sus hijos, un tema a la vez. Bryan Dwyer explica cómo hacerlo en cinco pasos.

[Relacionado: ¿Cómo sucede la falta de comunicación]

Paso 1: Preocupate por tus hijos.
Esto es obvio. Es el paso preliminar para todos los padres. Si te preocupas por tus hijos, tendrás que invertir en ellos en todos los sentidos de la palabra. Eso incluye mentorearlos en algunos de los temas más importantes.

Paso 2: Elige un tema que les interese a sus hijos.
La mentoría FLEX es verdaderamente muy simple, y todo comienza con escoger el tema apropiado. Nuestros recursos están diseñados para provocar fácilmente temas significativos. Pero la clave está en elegir un tema que a tus hijos les interese, especialmente para las primeras conversaciones. Una vez que se den cuenta del valor de tus conversaciones intencionales, serás capaz de escoger casi cualquier tema.

[Relacionado: ¿Cómo funciona el método BAEX]

Paso 3: Hazlo divertido.
Haz algo fuera de lo común para tener esta conversación semanal. Vaya a tomar un helado o a desayunar, o vayan al campo de golf o cancha de baloncesto. Crea el ambiente propicio para una gran conversación.

Paso 4: Prográmalo.
Si no lo pones en el calendario, es probable que no suceda. Programa 15 o 30 minutos, o tal vez incluso una hora. Luego preséntate y demuestra que realmente valoras ese tiempo intencional.

Paso 5: Mantente firme.
Mentorear a tus hijos, dependiendo de su edad, no siempre es fácil. Pero si no estás comprometido a mentorearlos, tus hijos se darán cuenta de ello. Deja que tus hijos sepan que es tu trabajo el invertir en ellos y prepararlos para el mundo. Díles las cosas claras.

[Relacionado: 7 cosas que los adolescentes desearían poder decirle a sus padres]

A veces los padres hacen que sus hijos hagan algo que no quieren hacer. Esa es la increíble responsabilidad de la paternidad. Se el padre. Comienza a mentorear a tus hijos. Estarás contento de haberlo hecho.

Preguntas para comentar:

  1. Preparación: Ver el video juntos o invita a alguien para resumir el tema.
  2. ¿Cuál es tu reacción inicial al video/artículo? ¿Está de acuerdo con alguna parte? ¿Qué  saltó a la vista?
  3. ¿Cómo tus padres invirtieron en ti? ¿Cuáles son algunos de los temas que hubieras deseado que hubieran hablado contigo?
  4. ¿Cuáles son algunos de los temas que piensas que tus hijos podrían querer hablar? ¿Cuáles son algunos de los temas que te gustaría cubrir? Haz una lista.
  5. Piensa sobre algunas maneras de hacer divertida la mentoría cada semana.
  6. ¿Cuándo programarás tus tiempos de mentoría? ¿Lo harás como familia o uno-a-uno?
  7. ¿Cómo crees que tus hijos responderán a esto al principio? ¿Será  difícil mantenerte firme en lo de mentorear a tus hijos?
  8. Llévatelo: Escribe una medida de acción personal basada en esta conversación.